Inicio Opinión Entrega de premios XXX Concurso de Narrativa Infantil “Vila d’Ibi 2011”

Entrega de premios XXX Concurso de Narrativa Infantil “Vila d’Ibi 2011”

9
Entrega de premios XXX Concurso de Narrativa Infantil “Vila d’Ibi 2011”

A primeros de este 2012 se dio a conocer la obra ganadora del XXX CONCURSO DE NARRATIVA INFANTIL VILA D’IBI 2011. La obra es “LA ÚLTIMA FUNCIÓN” de la escritora Mónica Rodríguez. El pasado lunes 23 de abril, Día Internacional del Libro, en la biblioteca municipal, se le hizo entrega de los 6.000 euros con que está dotado el primer premio de este importante certamen.

En anteriores ediciones, este reconocimiento se encuadraba en el acto institucional de cada 6 de enero, pero en esta ocasión, y parece que posteriores, se creyó más conveniente hacerlo coincidiendo con la mencionada celebración internacional.

En ausencia del concejal de Cultura Sr. Santoyo, que excusó su asistencia por motivos personales, el acto estuvo presidido por José Arroyo Tripiana (Director del Centro Cultural de la Villa), Pablo Cruz (Editorial Anaya) y por supuesto la premiada Mónica Rodríguez. La sala de la biblioteca estuvo prácticamente llena de público que no quiso dejar pasar la ocasión de conocer a la autora del libro premiado.

En un libro dirigido a un público de edades comprendidas entre infantil y juvenil, es tan importante el texto como la ilustración del mismo, y esa importancia fue puesta en valor tanto por el editor como por la propia escritora. Las ilustraciones son obra de Adolfo Serra, y la verdad es que con sólo hojear la obra, se da uno cuenta de ello. El ilustrador ha sabido encontrar la mejor ilustración para cada ocasión.

Según la propia autora, Mónica Rodríguez, este libro, aunque por su portada lo puede parecer, “no es del todo de risa, por lo menos no al principio”. Es un cuento de narices. La trama no la vamos a contar, sólo repetir lo que dice en su contraportada: en muchas ocasiones tendríamos que ponernos “una nariz de payaso” y sonreír e intentar que otros también sonrían.

Al finalizar la presentación del libro, se repartió un ejemplar por asistente y Mónica se dispuso a dedicárselos a quienes se acercaban a la mesa.

En resumen un digno final para un día en que se debe promocionar la lectura. ¡Qué menos que un día al año! Con qué poco parece que nos conformemos.

http://www.youtube.com/watch?v=W3ZmjYviuDk
http://www.youtube.com/watch?v=W5_MjDda5GA

9 Comentarios