Elena SalgadoElena Salgado Méndez nació en Orense el 12 de mayo de 1949.
La recién nombrada ministra de Economía y Hacienda es Ingeniera Industrial en las especialidades de Técnicas Energéticas y Organización Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid, licenciada en Ciencias Económicas en la especialidad de Estructura Económica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Métodos Cuantitativos de Gestión por la Escuela de Organización Industrial.
Formó parte de los gobiernos de Felipe González entre 1982 y 1996, como Directora del Departamento de Estudios en el Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria (1982-1984), Directora General de Costes de Personal y Pensiones Públicas del Ministerio de Economía y Hacienda (1985-1991) y Secretaria General de Comunicaciones del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente (1991-1996).
En 1996 pasó a la empresa privada, trabajando en varias empresas del sector de las telecomunicaciones.
Nombrada Ministra de Sanidad y Consumo por José Luis Rodríguez Zapatero. Su medida más significativa fue la ley antitabaco que entró en vigor en España el 1 de enero de 2006. Ese año aspiró a presidir la Organización Mundial de la Salud, llegando a la última fase, con otros cuatro candidatos, en la que se eligió finalmente a Margaret Chan.
Elena Salgado fue Ministra de Administraciones Públicas desde el 6 de julio de 2007 y el 9 de marzo de 2008 encabezó las listas del Partido Socialista de Cantabria a las Elecciones Generales. El 12 de abril de 2008 fue confirmada de nuevo como Ministra de Administraciones Públicas para la IX Legislatura. Sin embargo el 7 de abril de 2009, dentro de la profunda remodelación del Gobierno, abandonó dicho Ministerio para sustituir a Pedro Solbes al frente de la Vicepresidencia Segunda del Gobierno y del Ministerio de Economía y Hacienda.

Elena Salgado

Artículo anterior
Artículo siguienteEl cadete femenino Teixereta se proclama subcampeón del VI Torneo Internacional de Basket

2 Comentarios

  1. Como todas las mujeres, tendrá que demostrar no que es buena ministra, sino que es “el no va más”. Por lo pronto ya se ha dicho que hará dóclmente lo qe diga Zapatero y que no tendrá margen de maniobra propio. Lo próximo será meterse con cualquier modelito que luzca. Quizás para luchar contra este machismo irredento, sería obligar a los ministros hombres a no usar traje oscuro y dar rienda suelta a su imaginación en el vestir. Ya no habría disculpa, o hablaríamos del estilo de vestir de ministras/os o de su buen trabajo.
    Creo que Elena Salgado ha demostrado hasta ahora una capacidad e trabajo y eficiencia fuera de toda duda. Ha pasado por sus ministerios sin llamar la atención, lo que quiere decir falta de problemas (que es lo que sale en los periódicos). Y los pocos que ha tenido los ha resuelto, pronto y eficientemente. Que le pegunten a Camps y Rita Barberá cuando hace unas semanas le querían sacar los veinte millones de euros para las pre-regatas de la Copa América. Se mantuvo en su sitio, aguantó las presiones y el tiempo ha demostrado que tenía toda la razón.
    No sé si nos sacará rápidamente de la crisis porque está claro que la que estamos padeciendo tiene elementos nuevos que despistan a cualquier experta, pero difícilmente podríamos estar en mejores manos.

  2. Estoy totalmente de acuerdo Cadmo. Además la cuestión económica siempre se ha relacionado más con “el hombre ” , y hasta ahora nadie ha demostrado que sea incompatible la gestión en materia económica y el sexo femenino, sino todo lo contrario.Las peperas son muy lanzadas de boquita, pero luego la estructura dentro de su partido no cambia. El progreso les produce alergia, incomodidad e inseguridad. Donde se ponga un Zaplana que se quite la Esperancita ,que tiene que recurrir a un lenguaje que nada tiene que ver con la talla de los colegios de pago a los que acudió a formarse.

Dejar respuesta

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre