Por Antonio Martos
El Grupo Municipal Socialista, en el Pleno del mes de octubre, propuso bonificar el recibo de la contribución a las unidades familiares con rentas bajas. Al Sr. Agüera le faltó tiempo para tacharme a mí, como portavoz del grupo,  de “ilegal”, a pesar de que la técnico, allí presente, tenía dudas de si la propuesta podía llevarse a cabo o no y así consta en el acta.
En la Comisión de Hacienda preparatoria y anterior al Pleno de noviembre, el Partido Popular propuso la misma medida pero en este caso no para favorecer a jubilados, pensionistas, parados y familias con rentas muy bajas, sino que para favorecer a la Cámara de Comercio.
Cuando se dieron cuenta de la metedura de pata rectificaron, dándole la vuelta, y concediéndole a la Cámara 114.000 € (19 millones de ptas.) ya no como bonificación sino como subvención. El Ayuntamiento subvencionando a la Cámara…  esto es el mundo al revés.
En esta misma comisión, el Grupo Municipal Socialista también decidimos acogernos a este recurso y propusimos que la ayuda a las familias ibenses con rentas bajas se ejecutara como subvención en el recibo de la contribución. Claro está, en este caso, el Partido Popular ya no ve el asunto tan claro y necesita estudiar la propuesta.
Desde el Grupo Municipal Socialista  confiamos en que se estudie y valore nuestra propuesta que sólo busca que los recursos municipales sirvan para ayudar a los ibenses que están pasando verdaderas dificultades económicas.

Artículo anteriorInversiones del Gobierno en la Comunidad Valenciana
Artículo siguiente

1 COMENTARIO

  1. De acuerdo con todo lo que ahora expones.
    Pero, sinceramente, creo que el grupo socialista municipal tenía que haber apoyado a Basseta en su interés de incrementar la ayuda social de nuestro municipio pero que este incremento se traspasara de otro capítulo; sin tocar la ayuda al tercer mundo.
    No lo podré entender por mucho que se me explique.
    Somos egoistas por naturaleza: es mas grave nuestro dolor de cabeza que cualquier enfermedad terminal de la persona que vive al lado de nuestra casa, separado de nosotros por un tabique del nueve. Lo hemos demostrado nuevamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre