El dinero que pagas con tus impuestos sólo debería tener un fin. Tus impuestos deberían ser utilizados para que las Administraciones Públicas te hicieran vivir mejor.

Los impuestos salen de tu bolsillo y deberían volver a ti -y a tus hijos- en forma de una educación pública de primer nivel, una sanidad pública decente, servicios sociales y ayudas dependencia para quienes lo necesiten, carreteras, becas…

Sin embargo, en la Comunidad Valenciana, el dinero sale de tus bolsillos, pero no vuelve a ti… ni a tus hijos… ni a tus mayores.

Tras 16 años de mayorías absolutas del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, por fin hemos podido saber por qué, a pesar de pagar impuestos, los valencianos y las valencianas recibimos cada vez peores servicios.

La razón es sencilla: todo el sistema público, el que garantiza la igualdad de oportunidades para todas las personas, ha sido utilizado para desviar los fondos públicos a fines que, según la policía y los jueces, no tienen nada que ver con la educación, la sanidad o la Ley de Dependencia, por poner algunos ejemplos.

Para que no vuelva a ocurrir, más democracia

Y todo esto ha sido posible porque Camps y los suyos han evitado -legal e ilegalmente- el control sobre los recursos públicos, los que pagamos con nuestros impuestos. Por eso Jorge Alarte ha propuesto una Ley de Calidad Democrática y Transparencia, para que ocultar la información sobre dónde va nuestro dinero sea un delito con pena de cárcel.

Socialistes Valencians

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre