El sainete estrenado este pasado miércoles fue todo un éxito. La obra escrita por Carmen Reche y ganadora del pasado certamen de sainteres festeros se desarrolla en un entorno rural donde los padres de la abanderada viven de forma diferente al modelo industrial y de consumismo. La decisión de la hija apoyada por el hermano de salir de abandera pone al descubierto varias cuestiones que aunque no protagonizan el desarrollo de la obra , si que ofrece una reflexión para el espectador.

Unos padres dedicados al campo e inmersos en el mundo rural, hasta el punto de olvidar acudir a las fiestas y tradiciones del pueblo, tienen que dedicar gran parte de sus ahorros a la ilusión de su hija, el de ser abanderada de la comparsa, dejando al descubierto la dedicación absoluta de los padres hacía los hijos y del egoísmo propio de la juventud con respecto a sus progenitores.

El personaje principal, el abuelo que vive con la familia, desata risas y carcajadas por dar vida a un personaje pícaro e infunde valor al dicho “que más sabe el diablo por viejo que por diablo”.

El conflicto dramático se entabla entre todos los miembros de la familia, padres e hijos contra el abuelo, que quiere ser el máximo protagonista en las fiestas, conflicto que juega al engaño y la rivalidad entre yerno y suegro.

Todos los personajes tienen un objetivo claro, la hija vivir una experiencia única que le ilusiona, el hermano quiere disfrutar de acompañar a su hermana con las mejores galas, la madre quiere ver feliz a su hija, el padre no encuentra motivos para oponerse y su objetivo es que le cueste lo menos posible, todos ellos no cuentan con el abuelo como uno más de la familia para participar en el evento y este pretende aprovechar la ocasión para vivir su propia experiencia como capitán.

La picaresca surge cuando el padre provoca que el abuelo también gaste de sus ahorros para que la niña salga de abanderada y así se cumplan los deseos de su familia, forzando la situación y llegando a un pacto con el suegro.

Los protagonistas secundarios, el presidente de la comparsa y la modista, protagonizan los pasajes más cómicos de la obra, con una interpretación muy buena y acertada, al igual que el resto de personajes que consiguen dar credibilidad a la historia, actores y actrices amateurs con tablas y seguridad en el escenario.

La dirección fluida por parte de Emilio Mariel el cuál tiene mucha experiencia en el género, dan vida a los personajes inventados con cariño por Carmen Reche, todo una experta en sainetes, uno más para la historia colectiva de nuestro pueblo.

Mi más sincera enhorabuena y gracias a todos por vuestra dedicación, talento y esfuerzo.

 

Artículo anteriorOtra mentira de Mayte Parra al descubierto
Artículo siguiente

1 COMENTARIO

  1. Dicen que el aplauso es el alimento de los actores. Muchas gracias a todos. Con vuestro apoyo y vuestros animos haceis que cada año nos sintamos mas ilusionados en poder llevar a buen puerto este barco, que es mas vuestro que nuestro.
    Gracias a los que vinisteis a vernos, porque sin vosotros, seguro que estas representaciones se perderian en el olvido.
    Y si Dios quiere, el año que viene, más,
    Un abrazo (bueno, medio … que tengo el brazo escayolado … jejeje … es broma)
    Hasta siempre

    Emilio Jose Mariel
    Director del Iaio Cabut
    Grupo NI PA HUI NI PA DEMA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre