Estos días hemos tenido que oír que los clubes de fútbol de nuestro país mantienen una deuda con la Agencia Tributaria de 752 millones de euros, nada más y nada menos que 125.000 millones de las antiguas pesetas.

Lo más lamentable de todo esto es que no pasa nada. Estoy seguro que alguna solución se le van a buscar para que esta industria “tan beneficiosa” para nuestro país salga adelante sin que la sangre llegue al río.

Hace pocos días vimos como se embargaba a un colegio porque debía 1 millón de euros y todos se rasgaban las vestiduras.

Visto esto hay que concluir que no todos somos iguales y que las deudas de unos no son, ni mucho menos, iguales a las de otros.

Yo no me extraño (ni tampoco me alegro) del embargo del colegio, ya que si debía ese dinero el Estado aplicó la ley. Hay que aclarar que ese colegio es privado y, queramos o no, es una empresa privada, por lo que es problema de sus gestores el haber llegado a esa situación.

Lo que le ha pasado al colegio le puede pasar (y pasa) a empresas, comercios y particulares. Por eso mismo me indigna el trato de favor que se dispensa a los clubes de fútbol. ¿Acaso cualquier empresa que tenga una deuda, ni siquiera tan desorbitada como la de estos clubes, no recibe el implacable peso de la administración para exigir su pago por todos los medios a su alcance?

Los clubes de fútbol son empresas como otras cualquiera y como tales se les debe de tratar. No se puede consentir que la deuda se eternice sin hacerla efectiva. No he leído en ningún boletín oficial que se subaste algún campo de fútbol por impago de deudas, por lo que creo que algo no se estará haciendo muy bien. Me parece inadmisible que se paguen cifras astronómicas por contratos de futbolistas y al mismo tiempo tener que tragarnos que nos deben  (a todos los españoles) cantidades todavía más astronómicas y aquí no pasa nada. Creo que ya está bien de que nos tomen el pelo.

Tenemos que recordar que no hace muchos años el Estado tuvo que sanear las cuentas de los clubes de fútbol y se les obligó a convertirse en Sociedades Anónimas. Eso comportaba tratarlas como empresas. Estoy seguro que ganan dinero pero, visto lo visto, no lo dedican a pagar lo que deben.

Artículo anteriorLa Sanidad es sostenible sin copago
Artículo siguienteDonde dije digo, digo… despido barato

2 COMENTARIOS

  1. Esto nos pasa como la politica Derechona , por mas que nos toquen los beneficios sociales que tanto han costado de conseguir , mas votos sacan , en el futbol pasa lo mismo cuanto mas deben los equipos de futbol y mas nos toman el pelo con su marketing ,mas gente va a los campos de futbol , la vida de estos dos casos no tiene sentido, cuanto mas palo y zanahoria ,mejor.

    Así se ponen de anchos los del PP , que no es lo mismo que “Pater Putativus”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre