Ahora ya estamos todos contentos. Parece que eso se desprende de los datos económicos que el equipo de gobierno del PP nos ha pasado. Llevamos tres años declarando déficit en los cierres contables (el año 2010 lo cerramos con más de 1.400.000 € de déficit) y por lo visto, este año pasado lo vamos a cerrar con un superávit de 178.000 € y eso, dicho así, queda muy bien y no seré yo quien lo niegue. Pero como sucede en estos casos, los datos económicos son muy relativos y al final, si se les da “unas vueltas” o se omite cierta información, pueden representar lo que uno quiere que representen. Todo tiene su explicación y en este caso no va a ser menos.

Es muy fácil presumir de ser unos buenos gestores, cuando en realidad lo que hacen es gastarse lo que no deben y me explicaré. Recuerdo que hace unos meses el gobierno del Partido Popular en nuestra localidad concedió una prorroga de 18 años a la empresa suministradora de agua potable Aquagest. Hay que recordar lo curioso que resultó que el Ayuntamiento concediera dicha prorroga un año antes de que se terminara el contrato vigente con la empresa. Además, lo que acordó el Sr. Agüera con Aquagest fue unas nuevas tarifas del agua que supondrá para el año que viene una subida media del 45 % en el agua. Claro, esa “generosidad” de nuestro Ayuntamiento tenía una contraprestación. Se le pidió a Aquagest que adelantara un millón de euros del canon que debemos de cobrar durante esos 18 años. Naturalmente aceptaron.

Qué fácil es coger ese dinero y destinarlo a que las cuentas cuadren. Así es fácil pasar de un saldo negativo a uno positivo. Eso estaría muy bien si no fuese porque se trata de “pan para hoy y hambre para mañana”. Se han gastado ingresos que pertenecen al futuro. De esta partida no vamos a ver ni un euro en esos próximos 18 años así que ya podemos ir pensando de dónde sacar dinero de ahora en adelante, que del servicio de agua potable nada de nada. ¿Esto es una buena gestión? ¿Querrán que les aplaudamos?

Esta mentalidad cortoplacista de estos (des)gobernantes, consistente en gastar los ingresos futuros y aplazar gastos del pasado (como los 3 millones de euros del Parque de Giravela) sólo consiguen que “la pelota” cada vez sea más gorda y el día que explote, estaremos apañados. Eso sí, deben pensar que para ese momento ellos ya no estarán. ¿Y los ibenses? ¿Acaso piensan en los ibenses? Recaudar dinero a cualquier precio creo que no es lo más aconsejable, más aún cuando, como en esta ocasión, se ha hecho de espaldas a los ciudadanos y haciendo, una vez más, que sean estos los que sufran las consecuencias.

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre