El portavoz socialista en la Entidad Metropolitana de Residuos Hidráulicos, Ramón Marí, ha hecho públicas varias facturas que forman parte del sumario judicial del caso Emarsa y que demuestran que el gerente de la depuradora, Esteban Cuesta, “no reparó en gastos cuando se alojó con las jóvenes de nacionalidad rumana durante cinco fines de semana en hoteles de lujo de Alicante y Benicàssim, que originaron un gasto a la depuradora de casi 3.000 euros”.

Marí sospecha que los viajes y noches de hotel de dirigentes de Emarsa con las ciudadanas del este de Europa es mayor, ya que algunos establecimientos sólo guardan los datos del titular de la habitación y no del acompañante. La depuradora pagó más de 300.000 euros a Viajes Benimàmet, que gestionaba los alojamientos y desplazamientos a estos hoteles a los directivos de la empresa pública gestionada por el PP, y en la que según el PSPV-PSOE se ha producido un saqueo de cerca de 40 millones de euros. El administrador de Viajes Benimàmet es uno de los 29 imputados en el caso.

Según estas facturas entregadas por los hoteles al juez del caso Emarsa, en el fin de semana del 22 al 24 de enero de 2010 la joven de nacionalidad rumana Lilica Negrut se alojó con el gerente de la depuradora y exdirigente del PP Esteban Cuesta en una habitación doble del hotel Meliá de Alicante, lo que originó una factura de 522 euros. Según detalla en la misma, las cenas ascendieron a 120,85 euros el viernes y otros 120,85 euros el sábado. La pareja también gastó 80 euros por concepto ‘room service bebida’ y otros 40 euros en servicio de habitaciones.

El registro del hotel Meliá de Alicante contempla más fines de semana de Cuesta con las mujeres rumanas: del 20 al 21 de marzo de 2009 Cuesta se alojó en una habitación doble con Ionel Tania Safferl Larisa, lo que generó un gasto de 280,44 euros. Del 21 al 23 de mayo de 2009 Esteban Cuesta se alojó con Lilica Negrut, lo que originó un gasto para Emarsa de 228,12 euros. Y del 11 al 12 de septiembre de 2009 el gerente volvió a hospedarse con Negrut, gastando otros 501, 24 euros.

En el fin de semana del 27 al 29 de agosto de 2009 el gerente de Emarsa, Esteban Cuesta, se alojó con la misma ciudadana rumana en una habitación doble en el hotel El Palasiet de Benicàssim. Otras dos ciudadanas rumanas, Alina Pascal y Catalina Pascal, se alojaron en otra habitación doble contingua. En total gastaron 1.303 euros. Sólo las comidas y las cenas de este fin de semana costaron 325 euros de la empresa pública, a los que hay que sumar otros cargos por el concepto de ‘bodega’ y ‘menú’ que aparecen reflejados en las facturas. Marí ha subrayado ha manifestado que “a estas alturas ya nadie cree que sean traductoras”.

Artículo anteriorXimo Puig, nuevo secretario general del PSPV-PSOE
Artículo siguienteLos impagos de la Generalitat amenazan con paralizar la obra de la Casa de los Reyes Magos

1 COMENTARIO

  1. Lo que no se ha dicho de estas rumanas es que tenian un promedio de edad de 20 años . 20 años !! eran niñas !!!! por el amor de dios…. qué piensan las mujeres de estos tios que se han ido con ellas ?? deben de estar super contentas… ahhh por cierto que se vayan al ginecologo rapidamente porque nunca se sabe lo que os han contagiado vuestros maridos…. pero si podian haber sido sus hijas ! menuda verguenza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre