Ya han transcurrido once meses desde que se constituyó la nueva corporación municipal tras las elecciones del mes de mayo del año pasado y todavía estamos a la espera de conformar el nuevo consejo de administración de la empresa municipal PROMOIBI. Se está incumpliendo los estatutos de esta sociedad que dice bien claro que hay que renovar el consejo de administración coincidiendo con el cambio de los concejales tras cada proceso electoral.

Siendo esto así, todavía forman parte del Consejo el Sr. Onsurbe, que no hace falta que recuerde como acabó, Arturo Pico, que ya tampoco es concejal e incluso Rafael Serralta sigue estando como representante de IBIAE, todo en detrimento de la posibilidad de que Juan Valls, actual concejal por parte de CDL no pueda ni participar de las decisiones del Consejo de administración como le correspondería.

Tengo claro que no existen ninguna gana de hacer las cosas bien. Tras esos once meses lo único que hemos podido constatar es un total descontrol y falta de rumbo cierto, pues no hemos adelantado nada y si algo se ha hecho es empeorar la situación, a mi juicio, de por si caótica.

La última ha sido la convocatoria, de hoy para mañana, de un consejo de administración, nada más y nada menos, que para aprobar los presupuestos de PROMOIBI, así, a saco, como si la cosa fuese tan fácil. Digo esto porque con la que está cayendo y con la situación tan delicada que estamos atravesando en los últimos días, el único interés es aprobar todo lo que haga falta para seguir agonizando y llevar a cabo lo que yo creo que es una huida hacia adelante. Es imprescindible que se desconvoque este consejo de administración, y así lo hemos solicitado, porque nos parece una burla que asuntos tan delicados se nos presenten de buenas a primeras sin ni siquiera tener tiempo a estudiar la documentación, más aún si cabe, dada la situación de absoluta ruina que a mi entender presenta esta empresa municipal.

No se puede tolerar, así lo considero yo, que se presenten unos presupuestos con unos gastos de 800.000 € de los cuales 469.000 € solo corresponden a la gestión del Teatro Río. Una cantidad de dinero desorbitado únicamente para que el Sr Santoyo se regocije de que estamos trayendo espectáculos únicos y dignos de una población importante. ¡¡Que lo pague él de su bolsillo!!

Deben de saber los ciudadanos que las entradas que pensamos vender durante este año 2012 ascienden a poco más de 188.000 €, con lo que la broma del Teatro Río nos va a costar de las arcas municipales 281.000 €. Por lo tanto, no solo pagan las personas que van al teatro, sino todos los que se quedan en casa.

Es una absoluta vergüenza que frente a estos gastos totalmente innecesarios, no se haya presupuestado ni un solo euro para acabar el polígono industrial que se está haciendo en la zona de la depuradora y por el que ya existen compromisos de compra de gran parte del mismo. Es inaudito lo que está sucediendo y es necesario que  los actuales gestores de este desaguisado se enteren de una vez por todas de que así no se hacen las cosas y que con esa actitud lo único que van a conseguir es arruinarnos a todos, más de lo que estamos.

Artículo anteriorEsto va a estallar
Artículo siguienteMomentos tensos del Pleno de mayo

2 Comentarios

  1. Ya que el presente está incontrolado, por favor habria que tener una visión de Futuro ,es una pena que los ciudadanos tengamos que vivir la impericia de algunos.
    Nos jugamos el futuro , claro que es importante lo que se vota y sobre todo no todos los politicos son iguales, Antonio Martos se fué que podia haber sido uno de los políticos que le diera coherencia a este consistorio , pero claro el maravilloso carisma de nuestra Maite Parra es “mejor”.

    Dentro de tres años nadie se acuerda de nada o sí.qui sap.

  2. Aparte del dineral que dices que nos cuesta traer actuaciones, ademas como digo, hay que pagar sueldos, luz seguridad , limpieza, etc, etc???

Dejar respuesta

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre