Para ampliar, pincha sobre la imagen.

Artículo anteriorEl Mundo: “Bendito secreto de sumario”
Artículo siguienteDioses de barro

1 COMENTARIO

  1. Yo no estuve en el Avís. Pero si lo que publica el Mu ndo es verdad, es evidente que la dimisión no puede retrasarse mucho. Las fiestas locales es una complicidad de todo un pueblo, entre otros con sus autoridades. Coincidimos en hacer una pausa en nuestro trabajo, en olvidar rencillas y dedicarnos todos a lago tan sano y necesario como divertirse y continuar nuestras tradiciones. Si eso se rompe porque una parte (ciudadanos)no reconoce el papel de las autoridades y les hace el vacío, se pierde parte de la fiesta.
    ¿Podrían soportarse unas fiestas mayores en Septiembre con este ambiente?. Creo que el PP debe dar claros pasos para sustituir a estas personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre