En la actual situación de crisis en la que nos encontramos, lamentablemente, no ha sido una sorpresa para nosotros constatar que la media de comensales participantes a las Jornadas Gastronómicas ha sido de una docena de personas por jornada (en una población de más de 24.000 habitantes).

Ya antes del comienzo, a la vista de los precios de los menús que se ofrecían, le indicamos al Concejal Delegado de Área Rafael Serralta, que nos parecía un error insistir en mantener ciertos precios de cubierto prohibitivos para la inmensa mayoría de ibenses. Según Rafael Serralta, él también había transmitido esa misma opinión a los restauradores, pero éstos se ratificaron en sus propuestas.

Es un punto de vista tan respetable como cualquier otro. Son sus negocios y ellos los profesionales. De ningún modo pretendemos cuestionar que el precio no sea justo, seguramente lo será incluso por debajo del coste, ya que todos y cada uno de los menús presentados han sido excelentes.

Entendemos que en las jornadas se intenta desplegar el máximo potencial y la máxima calidad y creatividad, y eso vale un dinero, pero también se pretende promocionar la cocina ibense entre los ibenses y en tiempos de crisis posiblemente sea más aconsejable agudizar la imaginación para hacer algo más asequible para la media de la población y que al mismo tiempo requiera de toda la pericia de nuestros restauradores. Si usásemos el símil de un Gran Premio de F1 o de motociclismo, diríamos que todas las escuderías tienen que cumplir unos mismos condicionantes, y quien consiga la conjunción de mejor máquina con mejor piloto, se lleva el gato al agua. Se podría moderar un precio y que el restaurador con ese “presupuesto” consiga sorprender gratamente al comensal. Hay que tener en cuenta que no todas las personas se pueden permitir salir a comer o a cenar fuera de casa a menudo, por lo que de este modo tendrían la ocasión de comprobar el buen hacer de nuestros profesionales, aunque sólo sea en un par de aperitivos especiales, con el incentivo de hacerlo en una ocasión especial.

Para un evento como éste, en el que se implica promocionalmente nuestro Ayuntamiento, conseguir un ratio de comensales/ciudadano medio = 0, significa menos que ver la botella medio vacía.

Artículo anteriorEl Mundo: “Imputan por cinco delitos económicos al ex concejal de Hacienda de Ibi”
Artículo siguienteEl Mundo: “El ex edil imputado en Ibi por malversación renuncia a la presidencia local del PP”

2 COMENTARIOS

  1. Por cierto, Rafael Serralta o Juan Valls, ¿quién es el concejal de fiestas? yo me quiero ir de fiesta pero no se a quien dirigirme, en las nuevas competencias, figuran ambos como concejal de fiestas (web ibivirtual).
    ¿En qué estaría pensando la Señora o señorita Parra?
    Con la que está cayendo, ¿será menester nombrar a dos concejales de fiestas?

    Lo que hay que ver

  2. Como se puede decir que insistió en bajar los precios de los menús, cuando la información que se facilito, es que los menús oscilarían entre 40€ y 50€.
    Que pasa si sale bien ellos se ponen las medallas, si sale mal la culpa es de los hosteleros.
    Hubiese sido tan sencillo como que nos hubieseis fijado un precio por menú mas bajo.
    Igual que hacéis el día de las tapas, que hagamos lo que hagamos para ese día vale 1€.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre