Justamente en estos días se cumple un año de las últimas elecciones municipales. Los resultados dieron un severo toque de atención a Maite Parra. El PP perdió unos 2.500 votos, lo que suponía tres concejales menos y por tanto, perder la mayoría absoluta que había conseguido en la anterior legislatura. Los ibenses habían penalizado la mala gestión municipal del equipo de gobierno del PP.

Este resultado fue mal aceptado por Maite Parra, que pensaba que la ciudadanía había sido “ingrata” con ella. Imaginamos que pensó que ese era el castigo a sus desmanes políticos: nada más lejos de la realidad. Suponemos que llegó a creerse que quitándose de encima a unos cuantos “indeseables” se iban a librar del “cáncer político” que les aquejaba.

Transcurrido un año desde aquel escenario, la situación ha empeorado sobremanera. El ciudadano ibense se ha visto sorprendido por la situación actual. Los que hemos estado en el día a día del Ayuntamiento sí podíamos suponer que se avecinaba algo bien gordo.

No es normal que durante estos últimos años hayamos sido testigos de imputaciones, dimisiones, expulsiones, retiradas de delegaciones, grabaciones, registros, detenciones,… todo ello en el seno del Partido Popular que nos gobierna. Las cosas se han hecho muy mal y este es el fruto de aquellos abusos.

Ahora el Ayuntamiento se encuentra en una situación difícil. Cuando los máximos dirigentes del gobierno están más tiempo dedicados a defenderse y a ver como nadan y guardan la ropa, es complicado funcionar. El resto de compañeros del PP, que se han encontrado esto “sin comerlo ni beberlo” van capeando el temporal como pueden y defendiendo a duras penas lo indefendible; en definitiva… tragando.

Creo que el equipo de gobierno del Partido Popular no va a conseguir quitarse de encima la losa de la corrupción mientras siga ahí Maite Parra.

Artículo anterior¿Que pasaría si acudiéramos miles, millones de manifestantes?
Artículo siguienteEl Mundo: “Empresas de La Nucía investigadas en ‘Gürtel’ intentaron negocios en Ibi”

3 COMENTARIOS

  1. Lástima que no exista ese Dios al que tanto se prodigan y les mande un fuego purificador, tipo Sodoma y Gomorra, que es en lo que han convertido sus sedes peperiles de Ibi.PAZ Y AMOR

  2. Y que año señores!!!! somos más famosos en prensa por la mala gestión del ayuntamiento ibense que por ser el pueblo del juguete.!!!BASTA YA!!!

  3. Se me ha hecho larguísimo. Con lo que ha sucedido, y lo que se intuye, da la impresión que los que estamos tragando somos los ciudadanos de a pié.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre