El juzgado de lo social nº 1 de Alicante ha desestimado la demanda contra  la empresa Radio Ibi  y el Ayuntamiento interpuesta por  Paco Navarro,  en la cual el locutor estima que su despido constituye una medida de represalia política por su militancia en el Partido Popular y demanda la nulidad del despido y el derecho a una indemnización .

Es de justicia decir, valga la redundancia, que se ha hecho justicia, puesto que está más que justificado a nuestro entender el despido improcedente de Paco Navarro de Radio Ibi por varios motivos que obedecen únicamente a la viabilidad económica de la emisora. Hay que tener en cuenta que Paco Navarro firmo el finiquito y la indemnización correspondiente por despido improcedente comprometiéndose a no reclamar por concepto alguno que pudiera derivarse de la relación laboral según consta en los hechos probados de la sentencia.

Por otra parte hay un hecho probado, como consta en la sentencia de total importancia, que el despido o la contratación de personal en Radio Ibi lo propone el presidente del Consejo del  Administración de Radio Ibi S.L., recayendo esta responsabilidad en Juan José Santoyo Molina concejal del PP en la anterior legislatura  y en el momento del despido de Paco Navarro.

Paco Navarro pretende demostrar que su despido es  fruto de un acto político que se decidió, según su criterio, en la Comisión de Cultura donde están representados todos los grupos políticos. Los dictámenes de la Comisión de Cultura, al igual que el resto de comisiones no son vinculantes.  En dicha comisión quedó suficientemente claro que todos los grupos políticos entendíamos que era necesaria una reestructuración de Radio Ibi, que el despido no obedecía a motivos políticos ni personales sino a causas productivas y económicas por la disminución de trabajo y la disminución en los ingresos en publicidad. Hay que recordar que el equipo de gobierno contrató a Paco Navarro al tiempo que se despidieron a dos personas de la emisora y justificaron su contratación por que aportaría una gran subida en los ingresos por publicidad , Los ingresos en publicidad subieron con la contratación de Paco Navarro, qué duda cabe que tenía detractores y admiradores en la población ibense como es lógico, pero lo cierto es que Paco Navarro había aportado ingresos extra por publicidad, pero estos estaban muy lejos de las expectativas generadas.

El Ministerio Fiscal destaca que en todo momento el cese de Paco Navarro se ha fundamentado en el ahorro de los gastos, por su elevado coste a las arcas municipales y la situación deficitaria de RADIO Ibi S.L., además de que no consta que el puesto de Paco Navarro haya sido cubierto por otra persona.

El Ministerio Público puso el acento en el juicio en que, pese a la dificultad de deslindar comunicación y política en una emisora financiada por el Ayuntamiento, la línea de cada programa se decide por cada profesional y que la Comisión de control no interfiere en ello y si solo se ocupa de fijar  criterios de igualdad y proporcionalidad política, para la presencia paritaria de cada grupo político.

Contra tal sentencia podrá interponerse recurso de suplicación, como es lógico por parte del demandante.

Artículo anteriorExaltación Festera 2012
Artículo siguienteValenciano: “El PSOE dirá NO a un segundo rescate que incluirá condiciones inasumibles para millones de ciudadanos y que no sería otra cosa que el certificado de incompetencia de Rajoy”

2 COMENTARIOS

  1. Y yo que creía “que lo habían denunciado por haber sido contratado por su militancia en el PP”, y ahora resulta que es él quien denuncia al Ayuntamiento regido por el PP porque lo han despedido por tal motivo de su militancia pepera. El mundo al revés.

    Si no lo emplearon por ser pepero, ¿qué otras circunstancias le adornaban? ¿pueden decirme alguna?
    ¿quizá su talante democrático y su verborrea propia de los años 50? ¿quizá su carrera periodística?

    Lo dicho, el mundo al revés.

    Me suena a otro pepero que quiere meter la mano en la caja del auyuntamiento como si fuera suyo ¿?

  2. Y que me tenga yo que alegrar que despidan a uno que estaba empleado, aunque de trabajador nada de nada, de culto nada de nada, de curriculum nada de nada, de arrimado al poder mucho de mucho, de estirpe derechoide-carcamal todo de todo.

    Adiós Dentoles, ya está bien de mamar del ayuntamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre