La semana pasada pudimos escuchar en radio Ibi a la presidenta de la Asociación de Empresarios de Ibi (IBIAE) Soledad Gutiérrez y al gerente de la asociación Héctor Torrente. De la entrevista se desprenden dos cosas importantes: la necesidad de que fluya el crédito para la pequeña y mediana empresa y que todos las instituciones públicas deben de apoyar a la industria porque es el motor de la economía, en nuestro caso es el motor y el combustible. Todo esto no excluye seguir apoyando al comercio y al turismo. En la entrevista se ponía de manifiesto que los presupuestos municipales sí contemplan una partida para estos dos sectores y no existe partida presupuestaria para apoyar la industria.

IBIAE es una asociación empresarial sin ánimo de lucro que se funda en 1993 para defender los intereses comunes de los empresarios/as de la localidad. En sus estatutos figura como uno de los principales objetivos la tarea de “facilitar la promoción comercial, industrial, social y cultural de la comarca”, objetivo que también figuran en los estatutos de la empresa pública PROMOIBI, además de ayudar a la potenciación del sector en los procesos industriales, promoción de naves industriales, etc.

Nuestra industria, fruto del trabajo de empresarios y trabajadores en su conjunto, ha propiciado a lo largo del tiempo desde sus inicios en 1905 (que se dice muy pronto) que nuestra comarca sea un núcleo industrial con un potencial infinito. Desde 1974 hasta 2003 se urbanizan casi 2.500.000 m² de suelo industrial, convirtiéndose el parque industrial de Ibi en uno de los mayores de la Comunidad Valenciana en proporción a sus habitantes. Nuestras empresas son capaces de hacer cualquier producto, fruto de la gran diversificación que han tenido que hacer todos las empresas que han ido sobreviviendo a las diferentes crisis de nuestro tiempo, reinventándose día a día.

Es por ello que IBIAE presentó el 15 de marzo de 2011 una iniciativa para dar a conocer todo el potencial empresarial y comercial de Ibi con el titulo “Ibi espíritu emprendedor” con un detallado plan de acción organizado por fases.

El 27 de abril de 2012, IBIAE presenta un borrador-propuesta para poder firmar un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Ibi, para llevar a cabo este proyecto, el más ambicioso presentado por la asociación hasta el momento.

No es de recibo que a día de hoy no se haya reunido el equipo de gobierno del PP con la asociación IBIAE para llegar a conclusiones sobre el citado convenio de colaboración, con seriedad y con posiciones concretas.

El Grupo Municipal Socialista ya se ha manifestado en alguna ocasión en las comisiones sobre este tema. El Ayuntamiento debe trabajar conjuntamente con asociaciones y sindicatos para promocionar la industria ibense, que es uno de los objetivos iniciales de PROMOIBI y con ello conseguir que las empresas creen nuevos puestos de trabajo. Estaremos de acuerdo en algunos extremos con IBIAE y en otros no, pero lo que no se puede hacer es mirar hacia otro lado cuando una asociación propone proyectos que beneficiarían al conjunto de nuestra industria, que es lo que debería aplicarse PROMOIBI  además de gestionar el programa “cultural” del Teatro Río.

Hay voces que se pronuncian en contra de la financiación pública en proyectos que promocionan la industria y por ello promocionan la actividad empresarial, porque piensan que el beneficio es solo y exclusivamente para que las empresas privadas ganen dinero. En mi opinión hay que tener la mirada más amplia ya que el dinero público que se invierte en este tipo de proyectos no beneficia solo al empresario sino al empleo y a la proyección de un pueblo que depende de la rentabilidad de las empresas ubicadas en los polígonos industriales y también hay que tener en cuenta que muchos emprendedores han conseguido empresas rentables con sacrificio y mucho esfuerzo económico. Precisamente no es la industria quien ha contribuido a la situación actual de crisis sino la especulación. Debemos apoyar más la economía real, es decir, la industria, el turismo y el comercio, y menos la “economía” especulativa. Por eso debemos superar tanto el estereotipo del empresario enemigo del trabajador y el trabajador enemigo del empresario. Hay que reconocer que muchos de los intereses de ambos se solapan, se comparten. Otra cosa deseable sería ir mas allá y poner en marcha políticas de inversión pública en todos aquellos proyectos empresariales que cumplan como mínimo con la legalidad y exigir que la rentabilidad no solo consista en el balance económico sino también en la rentabilidad social; que los trabajadores tengan un sueldo digno , que se respeten los convenios, que los procesos industriales no deterioren el medio ambiente, que se sumen esfuerzos contando con profesionales de la zona, etc. Esto hoy en día parece una utopía, pero ya se sabe que las utopías sirven para avanzar.

Artículo anteriorLas reformas del PP son fruto de la más rancia ideología de derecha y no por la crisis
Artículo siguienteInformación: “El PP aumenta sus asesores en la Diputación en plena crisis con dos exediles y un afiliado”

2 COMENTARIOS

  1. Cuando se decidió establecer el Polígono Industrial de Ibi en 1974, con Angel Brotons de Alcalde, el reglamento que se elaboró estaba enfocado, principalmente, para evitar la presencia del especulador, de manera que en la subasta de las parcelas no apareció nadie que no fuese industrial y a los que se les adjudicó se les dió a conocer los tiempos de construcción de las naves y las condiciones reglamentarias del cierre de la actividad industrial también en tiempos marcados. Dicha subasta y apertura de las plicas aún se celebró en el Ayuntamiento viejo, presidiendo el que suscribe dicho acto. A Partir de ese momento, creo que el rumbo industrial y empresarial, muy diversificado, de nuestro pueblo está a la vista con todos los defectos y virtudes. Suscribo totalmente este artículo de Susana Hidalgo. Saludos.

  2. Yo también suscribo todas y cada una de las palabras de este artículo y además quisiera resaltar la gran importancia que ha tenido para este pueblo la industria juguetera en un principio pero tan diversificada actualmente que estoy completamente segura que la gran mayoría de los politicos que ahora estan de concejales en el ayuntamiento no tienen ni la menor idea del gran potencial de nuestra industria ibense. No quiero desmejorar las actuaciones del equipo de gobierno sin argumentos, pero el simple hecho de seguir a pies juntillas todas las decisiones que ha tomado y toma Maite Parra, que a mi entender ha sido la peor alcaldesa que hemos tenido con diferencia en todos los aspectos, dicen mucho de ellos. En cuanto al proyecto de “Ibi emprendedor ” estuve en la presentación en la fábrica Rico y me pareció muy interesante pero necesita de una logística sobre todo en los medios actuales de internet para que sea efectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre