De nuevo aparece el nombre de Ibi, y no por notocias agradables, en las pantallas de televisión, concretamente en el programa de “Salvados”, dirigido y producido por el valiente Jordi Evole. Programa del que me confieso fan y seguidora fiel y de los pocos programas que contribuyen a crear una conciencia crítica tan necesaria en los tiempos que corren, tanto para politicos como para ciudadanos, en este programa no se escapa nadie e invita a la reflexión siempre, en todos y cada uno de los programas.

El programade ayer “Dedocracia” titulado así por las designaciones de cargos de confianza en las administraciones públicas ,muestra de nuevo la perversión del sistema que permite sobrepasar el sentido común y que aleja aún más si cabe, la confianza de los ciudadanos en la administración pública.

En el programa podemos ver como Jordi Évole visita la Diputación Provincial de Alicante para saber cómo ha afectado el recorte de 20 cargos de confianza y le pregunta ante las cámaras al vicepresidente de la diputación del PP sobre los dos nuevos cargos como asesores en la diputación de una exconcejal de Ibi y un exconcejal de Elche. En el caso de Ibi se refiere a Pilar Ortega exconcejala del Ayuntamiento que recientemente ha pasado a formar parte del grupo de asesores del PP en la Diputación a media jornada a pesar del anuncio de recortes.

Para ver el vídeo (se nombra a Ibi en el minuto 1:30) pincha aquí.

En esta cuestión es una vez más se trata de aplicar el sentido común.

¿Son necesarios los asesores en las administraciones públicas?

En mi opinión sí.

¿Sus sueldos deben salir de las arcas públicas?

Sí, de lo contrario solo tendrían asesores los grupos políticos más grandes y con más recursos.

¿Dónde está el problema?

En la cantidad desproporcionada de asesores. La contratación de personal para labores muy útiles para el funcionamiento de las instituciones, se ha transformado en muchos casos en contrataciones masivas con el único fin de tener un séquito de “estómagos agradecidos” y “dinosaurios políticos”.

Debería estar limitado por ley el número de asesores por grupo político dependiendo de su representación pero todos, grandes y pequeños, tienen que tener a los asesores necesarios para el cumplimiento de su tarea y deben de respetarse las reglas escrupulosamente. Debe estar regulado por ley al igual que los sueldos, dietas y demás complementos y sobre todo cumplirse.

Otro tema es que los asesores sean útiles a la administración y a la sociedad, para ello todos los grupos políticos deberían de tener en cuenta la capacidad y experiencia de los asesores y no colocar a los que no saben que hacer de ellos/as una vez concluida su carrera política. La política es una dedicación y no una profesión y necesita de los mejores y más honrados en todos los aspectos.

El PP en nuestra comunidad es especialista es saltarse las reglas, es especialista en mantener y no denunciar la corrupción, en contratar cientos de asesores, incluso han llegado a la perversión de crear fundaciones sin ningún contenido para colocar a familiares y amigos, creando una red servilista sin fin que les ha proporcionado mantenerse en el poder por mucho tiempo.

Artículo anteriorXVII Campanya Música als Pobles Ibi – AVANT: Castell Vermell – Grup Danses d’Ibi 11-11-2012
Artículo siguienteEntrevista en Radio Ibi a Susana Hidalgo

5 COMENTARIOS

  1. Pregunto, ¿Cuantos miles de euros en aportaciones directas al partido popular nos habrá costado a este pueblo el enchufe de Dª pilar Ortega?.
    Eso que dijo el vicepresidente, refrente a su capacidad asesora… no se lo cree ni el, ella misma manifestó en una ocasión “SOY EL ÚLTIMO MONO EN EL AYUNTAMIENTO”, cuando la defenestraron, ahora en un gran puesto y con un buen sueldo, ¿ por su cara Bonita?.
    Y para cara la de este señor que ante estas preguntas ni se despeinaba, maestros que son de la mentira y de llevárselo calentito y encima se creen que están en su derecho, EL DE PERNADA.

  2. ¿No será que Luisa Pastor paga el silencio de alguien sobre los “negocios inmoviliarios” de cierto conseller con Ibi colocando a Pilar Ortega en la diputación?
    A lo mejor hay que llamar a Jordi Evole, para que todo el pueblo se entere de lo que hay detrás.

  3. Efectivamente creo que los asesores son necesarios. Pero deben ser los extrictamente precisos, y siempre que efectivamente sean expertos en lo que asesoran.
    En el caso del programa de Jordi Évole, no tenía ni pies ni cabeza que hubiese asesores de bomberos a los que no se les hubiese visto el pelo por el parque. A veces son absolutamente imprescindibles. Pongamos el caso del Sr, Agüera. ¿No necesitaba un asesor para que no hubiera pasado todo lo que ha pasado en su delegación de hacienda?. Aunque bien pensado la mejor solución es que el asesor sea el ministro, conseller o concejal. Se ahorraría una pasta.

  4. yo pienso que hay demaseados asesores y secretarios generales, puede que alguno aga falta pero no cualquiera si no el mas cualificado, por que la inmensa mayoria son unos inectos, inutiles,valla que no sirben paranada, bueno si para cobar y ser unos lameculos, valla como decen en mi pueblo,son unos jilipollas y prepotentes,La cantidad de estos puesto tiene que estar regulada por ley y de acuerdo con las necesidad el puesto, y el salario tavien, tiene que tener un covenio como todos los trabajadores de este pais…a un que pilar ortega esta dentro de los inectos, inutiles a si que no se poque estara de asesora en la diputacion….

  5. Ya salíamos, en los 80, en Intervíu como pueblo “facha” todas las calles y avenidas como división azul, 25 años de paz, generales que “molaban”, capitanes, sargentos y otras metrallas del bando naZi o nal.
    Ahora, salimos por las corruptelas de los mismos.
    ¿Hasta cuándo?
    Para mi calma leeré algún verso del malogrado García Calvo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre