La “Marcha por la dignidad y el respeto ” sigue su camino. El pasado viernes, después de llegar a Ibi, iniciaron la marcha hacia Alcoy donde tuvieron un buen recibimiento. El salón de plenos se llenó de gente que quiso arropar y apoyar a todos los integrantes de la Marcha. El alcalde Toni Francés, les abrió las puertas, los deja ocupar los escaños del pleno y les dio la palabra para que expresaran todas sus reivindicaciones. En Ibi se han abierto las puertas del pleno para muchas cosas, en esta ocasión no fueron invitados, de hecho la alcaldesa llegó tarde a la cita como de costumbre.

Salieron el pasado 19 de noviembre desde Villena y su objetivo es llegar a Valencia el día 28, donde estaremos para darles ánimos y aplaudir su esfuerzo. Una marcha que pretende sensibilizar a toda la ciudadanía con esta protesta, los profesionales que trabajan con personas con discapacidad pretenden hacer visible la insoportable situación por la que atraviesa el sector, exigiendo el pago de la deuda contraída con todos los centros y la paralización del nuevo plan de financiación para centros de discapacitados en 2013, que imposibilita la prestación de servicios en todos los sentidos a las personas más vulnerables de nuestra sociedad.

El PP no entiende la solidaridad como un derecho sino como una cuestión de beneficencia y sus políticas así lo demuestran, ya que son las familias las que tienen que hacerse cargo de las personas dependientes en especial las mujeres.

Son muchas las ocasiones en las que la alcaldesa ha nombrado a José Luis Rodríguez Zapatero en el pleno para desprestigiar sus años de gobierno, de hecho sigue haciéndolo como único argumento ante las críticas de la oposición, pero nunca ha reconocido que fue el gobernante que propuso en el congreso una ley que dotaba de derechos fundamentales a los dependientes y que el PP ha boicoteado deliberadamente en la Comunidad Valenciana a pesar de las denuncias y reivindicaciones de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia.

La alcaldesa Maite Parra no tienen ningún problema en aparecer por aquí y, de cara a los medios, reconocer los derechos de los dependientes de nuestra localidad, pero ni se inmuta cuando levanta la mano en las Cortes Valencianas como diputada autonómica para boicotear la Ley de Dependencia, para dejar sin financiación a los centros ocupacionales y para recortar en Sanidad, Servicios Sociales y Educación.

Esta mujer no debe de tener memoria, ni dignidad ni respeto por nada.

Artículo anterior25 de noviembre: Día Internacional contra la Violencia de Género
Artículo siguienteRecibe a la marcha en Valencia

1 COMENTARIO

  1. Discapacitado podemos ser cualquiera y con la misma dignidad que cualquiera, otra cosa es ser incapacitado, que es lo que debería ser esta alcaldesilla.
    Pero claro, la incapacitación la otorgan los equipos médicos o los judiciales, pero el pueblo con sus votos puede apartar a esta sujeta que no se sujeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre