Cada día vemos con una ya preocupante indiferencia, como poco a poco van atacando a la línea de flotación, en este caso, de la sanidad pública y de calidad, que tanto años y sacrificios nos ha costado conseguir.

Hace unos cuantos días leíamos en la prensa y escuchábamos en todos los noticiarios que la Comunidad de Madrid había jubilado de forma forzosa, prepotente, arbitraria y zafia, según la tildaban algunos medios, a un gran número de profesionales de la Sanidad, con el único criterio de abaratar el coste, se trataba de profesionales, verdaderos especialistas médicos que gracias a su esfuerzo la sanidad Madrileña se había puesto a la cabeza en muchas ocasiones.

Nada de esto sirvió a los dirigentes del Gobierno del Partido Popular de la Comunidad de Madrid para hacer marcha atrás en una decisión que seguro va a suponer un retroceso espectacular de la sanidad madrileña, más aun teniendo en cuenta de que ni siquiera pretenden sustituirlos por nuevos médicos, si acaso unos cuantos para tapar la boca, como siempre, a los usuarios que van a ver muy mermada la asistencia que se les venía prestando.

Pero todo esto me sirve para hacer una reflexión y es la siguiente. Jubilan de forma unilateral a profesionales en perfecto estado y con una experiencia espectacular porque quieren abaratar el coste, un coste que se paga con dinero público y por lo visto no lo hay en suficiente cantidad como para mantenerlos unos años más, pues bien, tengo que denunciar que ese mismo dinero público es el que se emplea en Radio Nacional de España para pagar al gran profesional de las ondas , el Señor Luis del Olmo, que estos días , a sus 75 años, se le acaba de contratar para llevar a cabo entrevistas en la programación de las mañanas de Radio Nacional.

Nadie duda de la profesionalidad del Sr Del Olmo igual que nadie duda de la profesionalidad de todos los médicos que han jubilado forzosamente en la Sanidad Madrileña, pero igualmente a sus respectivas edades podían seguir desempeñando su magnífica labor cobrando del dinero público, igual que lo puede seguir haciendo el Sr Del olmo, incluso con más edad que estos, aunque la diferencia radica en que la labor de los médicos revierte mucho más a favor de los ciudadanos que a la postre son los que pagan a unos y a otros.

En fin, una contradicción más en un mar de contradicciones.

Artículo anteriorEl Banco de “LA PATRONAL” de España
Artículo siguienteEntrevista a Susana Hidalgo en Radio Ibi 04-06-13

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre