Siguiendo con las valoraciones o conclusiones del análisis Económico-Financiero del Ayuntamiento ibense, y concretamente en lo tocante al “Endeudamiento del Ayuntamiento” hemos de recordar que el período que comprende este análisis es de 2009-2011, por lo que los “turbulentos” años anteriores y posteriores quedan fuera.

El año 2010 terminó con un 11,32% más endeudamiento que 2009. En valores absolutos son 1.215.633 € más de deuda, es decir, pasamos de deber 10.720.194 en diciembre de 2009 a 11.935.827 en diciembre de 2010. Siendo esto grave, aún queda más, puesto que la decisión del equipo de gobierno del Partido Popular, liderado por Mayte Parra y, por aquel entonces, con Miguel Ángel Agüera al frente de la Concejalía de Hacienda, fue hipotecar nuestro municipio durante 20 años, refinanciando la deuda hasta 2030. Las condiciones pactadas con los bancos no fueron las mejores puesto que supuso un encarecimiento de los gastos financieros de más del 620%. Pasamos de pagar a los bancos el Euribor trimestral más un diferencial del 0,308% a pagar el mismo Euribor pero con un diferencial del 2,217%. Por cada euro de interés que pagábamos antes, ahora y hasta 2030, pagamos 6,20 euros.

La conclusión de la empresa auditora es que, si no se buscan otros canales para incrementar los ingresos, como por ejemplo a través de incrementar la presión fiscal, no se podrá hacer frente. Aceptar un incremento en la presión fiscal con el único objetivo de cubrir la nefasta gestión económica de nuestros gobernantes es algo inaceptable para nosotros. Los ciudadanos, dañados por la crisis, ya han tenido que soportar incesantes subidas de impuestos desde que el PP está en el gobierno. Además, los impuestos se han de revertir en forma de servicios y derechos a la ciudadanía, y no en pago por la mala gestión de dirigentes (presuntamente) manirrotos y corruptos.

Bajo nuestro punto de vista, y el de muchos ciudadanos, la refinanciación salvaje que nuestro municipio sufrió en 2010 tuvo como único objetivo liberar suficiente tesorería como para afrontar unas elecciones municipales que al Partido Popular de Ibi se le presentaba muy cuesta arriba tras numerosos y graves escándalos.

Ese aplazamiento de pago costará a los ibenses, sólo entre 2011 a 2015, la friolera 642.000 euros, a razón de 128.400 euros anuales. Para que luego nos digan que a los ibenses no nos cuesta un duro.

Esta es la gestión real que nos ofrece el Grupo Municipal Popular ibense: una hipoteca para 20 años, sin contrapartida ciudadana y más de seis veces más cara que la que teníamos.

Vicente Bernabeu

P.D.¹: En marzo de 2011 lanzamos el boletín EnClave Progresista nº7 que abordaba el tema del endeudamiento. Para ver el boletín, pincha aquí.

P.D.²: Para leer las conclusiones del análisis realizado por la empresa auditora, pincha aquí.

 

Artículo anteriorEscaparate: “Todo igual de empantanado”
Artículo siguienteVía 52: “¿Aquí no dimite nadie?”

3 COMENTARIOS

  1. Enhorabuena por tu trabajo, amigo Sento. Sinceramente, no esperaba grandes resultados de esta “auditoría”, sobre todo a partir del momento en el que el PP decidió dejar fuera de su alcance algunos apartados delicados.

    Sin embargo, hoy, a la vista de esas conclusiones que tan bien has analizado, se confirma lo que denunciamos hace tiempo: ese Plan de Viabilidad que se sacó Onsurbe de la manga no era más que una “patada a seguir”, un aplazamiento del problema a costa de engrosarlo, un suicidio financiero diferido (como diría la Cospe).

    Pero no es más que un capítulo en esta historia de fracaso de gestión que lidera Mayte Parra desde que cogió la alcaldía y que será nefasto para Ibi.

  2. hay gente que ni sabe ni quiere saber…y van y les siguen votando. Qué ganas de que esta gentuza salga del poder

  3. Buen trabajo Sento. Me pregunto ¿Con que cara sale a defender y sacar pecho nuestra ilustrísima? Según entiendo de tu análisis estamos a punto de cerrar el chiringuito en cuanto se produzca una o varias sentencias desfavorables, porque seguir rodando la bola a más años parece difícil. Todo un fracaso de gestión económica en tiempo de bonanza, como estos no se hubieran encontrado un ayuntamiento saneado ¿Dónde estaríamos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre