12 de diciembre de 2013

Ayer asistimos a la presentación de un libro en el Centro Social Polivalente “Tierra de Saqueo” de Sergi Castillo Prats, periodista de la vecina localidad de Cocentaina, quien ha trabajado en el periódico El País, Información, Agencia EFE, TVE, Canal 9, El Mundo TV, Diari de Girona, El Punt y La Cope, entre otros medios. La presentación corrió a cargo del librero local Luis Casado y la vicepresidenta de la asociación de periodistas valencianos Mª Amparo García Vilaplana.

Como bien indicó el autor y aparece en las primeras páginas del libro, no estamos ante una libro para divertirse o sumergirse en una historia ficticia que nos trasporte a lugares imaginarios, sino la lectura de este libro nos llevará a la indignación, para poder denunciar y combatir cada cual en la medida de lo posible, la insoportable corrupción a la que nos han sometido durante años en la Comunidad Valenciana gente sin escrúpulos.

Este libro desvela todos los pasos que ha seguido la trama valenciana del Gürtel, una inmensa red confeccionada para saquear millones de euros a los valencianos bajo el pretexto de las obras faraónicas, y reflexiona sobre una sociedad que ha hecho la vista gorda durante años bajo la ilusión de un liderazgo del pueblo valenciano en todos los sentidos, donde los perros se ataban con longanizas y creyendo que iba a durar por siempre jamás. Es la crónica de la caída de un régimen cuya imagen artificialmente creada deslumbró al mundo antes de convertirse en el caso de corrupción más indignante de la actualidad.

El prologo de José Luis Peñas, concejal del PP de Majadahonda, es un claro ejemplo de que la corrupción no es una máxima a la que no puedes hacer frente, sino un motivo para la rebelión absoluta a costa desde luego de muchas presiones, amenazas, insultos, represalias, como las que sufrió este concejal que fue el primero en denunciar una de las tramas corruptas más grandes de toda la historia de la Democracia. José Luis Peñas invita a los lectores a luchar contra la corrupción, sea del tipo que sea, unos denunciando, otros informando y otros, como el autor del libro, buceando en las letrinas del caso para motivarnos a seguir a través de la investigación veraz y objetiva.

Sergi Castillo dedica el libro a los periodistas, a los políticos, a los jueces y fiscales, que hicieron bien su trabajo y fueron castigados por ello.

La denuncia de la corrupción en Ibi nos ha costado muchos disgustos y mucho dinero a varios de nosotros, concejales socialistas en la oposición, pero hemos mantenido siempre la esperanza de que se haga justicia  al ir viendo como han caído uno tras otro los corruptos que han gobernado durante 10 años nuestro pueblo. Otra cosa es que podamos conseguir que devuelvan todo lo robado, que las investigaciones den el fruto deseado, pero a pesar de los últimos acontecimientos que han permitido al PP seguir gobernando el Ayuntamiento de la mano del CDL y que no creo en absoluto que facilite la tarea de aclarar la versión”Gürtel ibense”. No dejaremos de exigir y de luchar para que nadie quede impune a tanto atentado contra el bien común.

Gracias a trabajos como este, la mentalidad de la gente empieza a cambiar, se contagia lo de tolerancia cero ante la corrupción que atenta directamente sobre la Democracia que tanto ha costado conseguir y contra el Estado de Bienestar, que es el objetivo principal de muchos de nosotros.

Hace tan solo unos  pocos años era impensable que Sergi Castillo publicara este libro sin sufrir todo tipo de amenazas, y mucho menos que lo presentase en Ibi. Por eso la presentación de ayer no fue un simple acto promocional, sino un rayo de esperanza para el futuro.

Susana Hidalgo

 

Artículo anteriorLa sinceridad es cosa de niños
Artículo siguientePresentacion Callejero de Ibi de Luis Satoca Ricart

1 COMENTARIO

  1. Susana, tanto como un rayo de esperanza creo que es mucho decir, pero coincido contigo en que no es tan frecuente como debiera.
    En cualquier caso, me alegro que siempre quedan gentes libres, que investigarán, que publicaran contra la corrupción, que no callarán, que no reivindicarán la libertad de expresión, porque se la tomarán. La libertad no se pide, se toma. Es propio de los corruptos pedir INDULTO, sin dolor, sin ética, sin vergüenza (todo junto es sinvergüenza). Vosotros que estáis elegidos, controlar el arqueo para evitar el saqueo. Esa es vuestra tarea, porque la de otros está clara ¡A ROBAR Y DILAPIDAR¡

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre