Sé que este título es muy genérico, por lo que podríamos pensar que el artículo versa sobre el éxodo de empresas a poblaciones vecinas por falta de suelo industrial en Ibi, o al hecho de que estos municipios cercanos cada vez promocionen mejor sus fiestas o sus museos temáticos, en detrimento de lo nuestro, o quizás que otras poblaciones reivindiquen su relación con los Reyes Magos mientras nosotros mantenemos cerrada y en pleno deterioro su casa. Pero esta vez no va de nada de eso, sino sobre el agravio comparativo que supone el trato que el equipo de gobierno del PP dispensa a la hostelería de Ibi respecto a empresas foráneas.  Esto es lo que ha ocurrido con la organización del próximo Ibimarket. El equipo de Serralta ha decidido, con su mayoría absoluta, gastarse 8.470 € en el encargo de la organización del evento a una empresa foránea que no contará ni con las empresas ibenses, ni con los hosteleros de aquí. En un momento tan delicado para la hostelería, cuando aún se está recuperando de la crisis provocada por la pandemia, el equipo del PP ha pensado que sería buena idea organizar una actividad que supone una competencia directa para nuestra hostelería, ya que esta empresa organizadora traerá food trucks. Además podemos hablar de agravio comparativo ya que el equipo de Serralta ofreció a los hosteleros ibenses en 2019 esta organización pero les exigía que fueran ellos los que asumieran todos los gastos, incluido el alquiler de estas furgonetas de comida. A nuestros hosteleros con exigencias y a las empresas foráneas con dinero: así se maneja el PP de Serralta.

De igual manera que la hostelería ibense se ve desplazada, son muchos otros los profesionales ibenses que no se beneficiarán de este evento, como técnicos de sonido y profesionales locales de la organización de eventos.

Desde el Grupo Municipal Socialista consideramos que es más necesario que nunca apostar por lo local y apoyar a los sectores que lo han pasado tan mal en esta crisis. El PP no puede defender que “apoya Ibi” si no apoya a los ibenses. Las palabras dicen una cosa y los hechos lo contrario.

Por último, nos llama la atención el hecho de que un equipo de gobierno con mayoría absoluta, es decir, con 11 concejales, decida, cada vez más, externalizar servicios, como este tipo de organizaciones, pagando con dinero de todos a cambio de quitarse la gestión de encima.

Sergio Carrasco Martínez

Artículo anteriorLa Agrupación Socialista de Ibi celebra su 90º aniversario
Artículo siguienteAlejandro Soler, portavoz Socialista en la Comisión de Industria en el Congreso de los Diputados, visita Ibi

Dejar respuesta

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre