Un muerto, Juan Manuel Piñuel Villalón, y otros cuatro agentes de la Guardia Civil heridos es el balance de víctimas del atentado cometido esta madrugada por ETA contra la Casa Cuartel de Legutiano (Álava). Los terroristas colocaron un coche bomba alrededor de las tres de la madrugada, junto a las viviendas, sin dar aviso previo para permitir la evacuación de los ocupantes.
La víctima mortal llevaba dos meses destinado en la localidad, donde se había desplazado desde Málaga, para conseguir la preferencia que le permitiera volver a su lugar de origen.
Piñuel estaba casado y tenía un niño pequeño. En el momento en el que estalló la bomba se encontraba en el pequeño edificio de vigilancia anexo a la casa cuartel.
El edificio, quedó derruido por la explosión, al igual que la garita que se encontraba al lado. El cadáver tuvo que ser rescatado de los escombros.

Artículo anteriorRuido
Artículo siguienteEn recuerdo de Juan Manuel Piñuel Villalón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre