Por Vicente Bernabeu

A los vecinos de las poblaciones pequeñas siempre les gusta ver que su pueblo aparece en los medios de comunicación, y si es en primera página o en el avance de los noticiarios, pues mejor. Pero claro, lo que se espera es que se anuncie algo positivo: un vecino al que le ha tocado el bono loto, que ha caído el gordo de Navidad, que se reconoce públicamente su tenacidad, etc.

Los ibenses no somos una excepción.

Nuestro pueblo venía apareciendo, como la mayoría, de vez en cuando y por cuestiones positivas, y digo que venía porque ahora no aparece sino que protagoniza las peores portadas de los periódicos de nuestra Comunidad. Y lo hace a diario. Los vecinos ya no compran la prensa con ilusión de conocer alguna noticia de Ibi, sino con la esperanza de que deje de aparecer.

Los ibenses nos avergonzamos del gobierno que tenemos. Ya sabemos que ganaron las elecciones por amplia mayoría, pero eso no les autoriza de ninguna de las maneras a hacer que seamos la comidilla de la provincia. No señores, eso les AUTORIZA A GOBERNAR, pero a hacerlo con cordura y con responsabilidad. Si esta amplia mayoría se hubiese aplicado con sentido común, no estaría escribiendo un artículo que me duele, que nos duele a todos los que sentimos nuestro pueblo. Y no vale echar balones fuera, decir que la oposición es la que nos lleva a esos titulares, no. No vale culpar a quien cumple con su obligación, porque es obligación de la oposición ejercer de control del gobierno. Para ese fin la votaron los ibenses. No se ha de matar al mensajero. La oposición no es la protagonista de esas noticias, es el partido en el gobierno, en este caso, el Partido Popular, el de Mayte Parra, Miguel Angel Agüera y el resto de compañeros, hasta el número 13. Con tal cantidad de concejales no tienen excusa alguna.

Si ustedes tuvieran un mínimo de decoro, harían caso de las recomendaciones del Síndic de Greuges y facilitarían la documentación necesaria al resto de partidos representados en nuestro consistorio para que puedan ejercer la voluntad del pueblo.

Haciendo las cosas bien, no tendrían que publicar que la facilitan, a sabiendas de que es falso; entregarían los justificantes que solicitan, depositarían los expedientes a debatir en los plenos completos y con tiempo suficiente para que se los pudiera estudiar, no dirían que en la contabilidad está todo visible, cuando saben que no es del todo cierto, que no se puede contrastar la veracidad de la misma sin los justificantes que la soportan… Cuando todo esto ocurre, no puedo más que pensar que las cosas no se están haciendo bien. Que algo tienen que ocultar para que provoquen el oscurantismo que denuncia la oposición.

Cuando un partido de la oposición denuncia la existencia de una Caja B en el polideportivo de Ibi, algo que a estas alturas es más que probable, ustedes se empeñan en negar la evidencia y en defender lo indefendible. Se permiten algo que sólo veíamos en algunos ayuntamientos del País Vasco, y es que la Presidenta interrumpa una sesión plenaria para atender a unos vecinos que manifestaban su apoyo a dicha gestión (tenían todo su derecho a hacerlo) aún cuando lo correcto hubiera sido atenderlos una vez finalizado el pleno.

Esto que estamos viviendo en Ibi desde principios de este año es kafkiano para todos los vecinos. Todos los días vamos a comprar la prensa, unos con el temor de ver nuevamente algo negativo, y otros con el morbo de que así sea a pesar de avergonzarse de ello.

Por si ello fuera poco, cuando los periodistas cumplen con su trabajo y sacan a la luz un par de estas noticias, el equipo de gobierno, que NUNCA HASTA LA FECHA HA DADO NINGUNA EXPLICACION MEDIANAMENTE COHERENTE a nada de lo ocurrido, nos “sorprende” con algún robo en la caseta de la alcaldesa, o con el “espionaje” del correo electrónico del Sr. Agüera, o con grabaciones ilegales. Tácticas todas ellas en las que son ellos mismos los principales maestros, según se ha demostrado.

En fin, dejen que actúe la justicia donde tenga que hacerlo y dedíquense a gobernar, que para eso han sido elegidos.

Preocúpense de las necesidades de nuestro pueblo.

Tenemos un Centro de Día desde hace una eternidad a la espera de su segunda inauguración, la inauguración que vale, la de abrir y prestar el servicio que la comunidad necesita, no la inauguración de la fotografía. Si no lo hacen, dentro de poco tendremos ahí otro edificio en el mismo estado en que se encuentra el Teatro Río. Viejo y sin abrir sus puertas.

Preocúpense de poner en marcha el segundo Centro de Salud, que a este paso le ocurrirá lo mismo que a los edificios anteriores. Sabemos que las agendas de los políticos están muy apretadas, pero den servicio y luego, si quieren, inviten a quien deseen a la inauguración de la foto.

Es obligación del equipo de gobierno encontrar un lugar adecuado e impulsar ante la Generalitat, que presenta sus mismas siglas, el geriátrico público que nuestros mayores precisan y que no se cansan de reivindicar. Ojalá con las nuevas responsabilidades de nuestra alcaldesa en Valencia solucione este acuciante problema de nuestra sociedad.

Dejen trabajar a la oposición y trabajen ustedes solucionando el problema de la juventud ibense, que ve como verano tras verano sigue sin su zona de ocio. Para tener lo que tiene allí ahora, era más barato dejar los bancales como estaban y montar la carpa como se montaba.

Tras pasar durante un año por la Plaza de La Palla, no hago sino ver paralelismos entre ésta y su gestión en el ayuntamiento: la encuentro sucia, gris, oscura y triste. Para las fiestas patronales la han revestido con plantas y flores y han añadido nuevas farolas que disfracen lo anterior, lo que, por cierto, también me recuerda a su actuación previa a cualquier campaña electoral.

Todo esto, muy a su pesar, me lo ha de consentir, señora Alcaldesa.

Artículo anterior
Artículo siguiente“Racó popular”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre