Por Vicente Bernabeu

Los vinos de honor han sido y son santo y seña de este Ayuntamiento desde su toma de posesión. Los ha habido para todo y tantas veces como se haya inaugurado cualquier elemento de nuestro pueblo. Los ha habido durante los buenos tiempos en que entraba dinero a raudales en las arcas municipales y, aunque parezca extraño, los sigue habiendo a día de hoy, cuando las mismas arcas están atestadas de telarañas por no caer un euro en ellas.

Bien se trata de mantener la imagen, o bien de atraer a los ciudadanos a los actos que se organizan poniendo algún cebo. Sin embargo, estos procederes son los opuestos a las actuaciones que el mismo Ayuntamiento tiene en otras ocasiones. El equipo de gobierno ha sido requerido en numerosas ocasiones para que arreglase de una vez por todas el lamentable estado de la Calle Dolçainers, y tantas veces como se les ha requerido, han sido capaces de dar largas con las excusas más peregrinas. En la última ocasión, si no recuerdo mal, le respondieron al Sr. Martínez, portavoz de ADIi, que no lo arreglaban porque por allí pasan muchos camiones, y el arreglo es costoso.

Tenemos presupuesto para vino de honor, pero no para algo tan básico como es el asfaltado de una calle de Ibi que tiene mucho tráfico. Son aproximadamente 100 metros y en este corto trayecto viven muy pocos vecinos, y por lo tanto, hay muy pocos votos en juego. En un vino de honor se puede satisfacer a más gente.

Tras escuchar esta respuesta, algunos de los que por allí solemos pasar, pensamos: “bueno, a principios de 2011, antes de las elecciones, se acordarán de esta calle. Mientras tanto, seremos nosotros quienes nos acordemos a diario de ellos”.

Cuál fue mi sorpresa cuando, el jueves, una brigada de 8 ó 9 personas del Ayuntamiento se presentaron allí y cortaron la calle para su arreglo.

“¡Eureka!” –pensé- “No han esperado al año electoral, ¡Qué valientes!”… Tras dos días de trabajo de un equipo de unas nueve personas, el arreglo se ha limitado al parcheo de los socavones con cemento, remedio que no ha durado ni un solo día. El viernes por la tarde ya había de nuevo algunos socavones, el resto, seguramente reaparecerá dentro de unos días. ¡Qué manera de tirar el dinero del contribuyente!

[Aquí tenemos algunas fotografías realizadas el sábado. Día siguiente de haber terminado los “arreglos”]

Artículo anterior
Artículo siguienteNoticias sobre el pleno en la Radio Ibi

1 COMENTARIO

  1. No te preocupes, Vicent, ayer en el pleno ya pudiste oir que este año ya va la defintiva. Se van a gastar un pastón en arreglar debidamente esta calle. Aunque también oiste que Nicolás les recriminó que lo mismo le dijeron el año pasado en el mismo debate de presupuestos y la cosa quedó en “agua de borrajas”. Lo cierto y sabes que es así, para ver algún avance en nuestro pueblo estos peperos esperarán a los meses cercanos a las elecciones del año próximo, y digo meses porque si pudieran hacerlo todo en los últimos días lo harían. Sabes que llevo muchos Plenos reclamando que pinten debidamente los Pasos de Peatones de toda la población, incluso que hagan un Plan Anual para este menester, y nada de nada, si nos atenemos a la partida que este año pretenden destinar a este menester dificilmente van a poder hacer algo diferente a lo que llevan haciendo estos últmos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre