La empresa France Telecom ha instalado una antena de telefonía móvil en el barrio de Campos y Mirasol.

Este hecho ha movilizado a los vecinos que exigen su desinstalación ya que la antena emite radiaciones que pueden ser nocivas para la salud.

Ante la gran presión vecinal, el Ayuntamiento ha solicitado a la empresa la retirada de la antena.

Al ser un tema tan importante y que puede afectar a la salud pública, el Grupo Municipal Socialista se ha comprometido a estar sobre el tema. A este fin, se ha solicitado el expediente referente a la antena para conocer el procedimiento que se siguió para su instalación y tener información suficiente para poder tomar las medidas, si fueran necesarias, que garanticen la salud y seguridad de los ciudadanos ibenses de los barrios de Campos y Mirasol.

Para leer la solicitud pincha aquí.

Artículo anteriorQué Dios le perdone, señora alcaldesa
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre