El sábado 18 de Septiembre asistimos a lo que, desde mi punto de vista, es el primer acto abiertamente electoral del Partido Popular con Maite Parra a la cabeza. Esta señora es capaz de inventarse, en beneficio de su partido y en el suyo propio, lo que sea para aprovecharse y sacar rédito político.

En esta ocasión se han inventado las 1ª Jornadas de la Dependencia. La actuación, tanto de la Alcaldesa como la de Pilar Ortega fue bochornosa. Tuvimos la ocasión de comprobar, por enésima vez, el egocentrismo de que hacen gala estas dos “políticas de bajos vuelos”. Es vergonzoso y vergonzante escuchar de boca de la Sra. Maite Parra decir que se ha hecho mucho y para justificarse, decir que queda mucho por hacer.

Han creado unas jornadas para presentarse ante los ciudadanos como los máximos garantes de la solidaridad con todas las personas dependientes. Como si fueran las que más hacen por todos ellos, se permiten hablarnos de integración, derechos reconocidos, ¿quiénes son estas dos personas para plantarse en la mesa y hablarnos de Dependencia? Los únicos que allí hicieron lo que tenían que hacer fueron las Asociaciones, esas personas prácticamente anónimas que se desviven por atender a todo este colectivo de personas con verdaderas necesidades, ellos y solo ellos, tienen la legitimidad para hacernos ver a todos la cruda realidad que nos rodea. Los políticos, los que están ahora y los que podamos estar algún día, debemos de ser todo oídos y acciones y no como Maite Parra, que es todo palabras e imagen.

Las personas sensatas se lamentan de que la afluencia al acto no fuese mucha, pero la Alcaldesa dejó claro, perfectamente claro, que a ella eso le importa bien poco. Ella, y así lo dijo en dos ocasiones, lo que le interesa es que estén las cámaras de “su televisión particular”, esa que pagamos todos, para difundir el mensaje que verdaderamente le interesa, y que no es otro que hacerse la víctima y justificar su pasividad ante el bloqueo de su amigo Camps a la Ley de Dependencia. De hecho, no apoyó una moción que presentó el Grupo Socialista a favor de la aplicación de la Ley de Dependencia. Ya se sabe, hechos son amores…

Para rematar el acto y corroborar lo que digo, la Alcaldesa se permitió, igual que al principio, repasar todos sus “supuestos logros”, todo lo que dice que se ha hecho y lo que dice se va a hacer y tuvo, a mi juicio, la poca clase de decir que, como madre que es, cuando entró el Colegio Sanchis Banús por primera vez, se vio muy afectada al ver lo que allí había. ¡¡¡Que poca sensibilidad!!!

Este acto, de la manera que lo han hecho, no hacía falta para nada. Lo que tiene que hacer es apoyar a las asociaciones dedicadas a estos trabajos, apoyarlas a todas y no sólo a las que son de su agrado. Deberían también apoyar desde el Ayuntamiento, como máximos responsables, las mociones que se presentan por los grupos políticos para exigir de todas las administraciones superiores, y digo todas, garanticen el correcto cumplimiento de la ley y dejarse de amparar servilmente al gobierno de la Generalitat Valenciana, que para Formula 1 sí que tiene dinero, menoscabando la aplicación de la Ley de la Dependencia en la Comunidad Valenciana, que supone la más ruin de las actuaciones que se puede esperar de un gobierno que se jacta de presumir que está para servir a sus ciudadanos.

Ya tuvieron lugar hace unos meses las 1ª Jornadas de Intercambios Sociales, en donde las asociaciones de este pueblo también nos hablaron de sus trabajos. También se desarrolla la Semana Solidaria todos los años.

Insisto, no hacen falta mas escaparates donde la Sra. Alcaldesa pueda hacerse la foto, lo que hace falta es una firme voluntad de colaboración y solidaridad y dejarse de caras desencajadas y malestar cuando se cae en la cuenta de que todos no están tan maravillosamente favorecidos como ella.

Arturo Domenech García.

Artículo anteriorPromesas incumplidas (II)
Artículo siguienteBuenos resultados de nuestras denuncias públicas

2 COMENTARIOS

  1. No sé de qué nos extrañamos, viniendo de Mayte Parra y Pilar Ortega, por si esto fuese poco al Sainete Benéfico de la Asociación de Familiares y Amigos de Enfermos de Alzheimer llegaron las dos tarde, una vez empezado el acto, sin vergüenza ninguna andando por el pasillo central (como si de una abanderada en l’Exaltaciò Festera se tratase) hasta la primera fila, dónde tenian reservado asiento. Por si esto fuese poco, al salir a la calle pudimos disfrutar con el coche de la alcadesa atravesa dentro del patio de entrada al teatro de los Salesaianos, claro con lo tarde que habían llegado…sólo faltaba encima andar, ellas, las elegidas. El resto de los mortales, aun llegando un cuarto de hora antes el comienzo del acto, tuvimos que aparcar pasado el gimnasio del colegio y andar hasta allí. Pero ellas son las elegidas, las comprometidas, las de la gala de la dependencia, las benéficas, las de las limosnas, ellas no pueden andar, si sólo les faltaba la música para recibirlas. Y yo de música les pondría una que les va muy bien “dama, dama” de Cecilia (de alta cuna, de baja cama).

  2. Donde no se atrevió a abrir la boca fue en la comida organizada por la asociación del Alzheimer el domingo, ya sabía ella que allí habíamos mucha gente esperando que lo hiciera para callarle la boca. Eso si, se llevó a su televisión particular “pagada por todos” y se dirigió a la cámara para dar su versión de su realidad, que por cierto no coincide con la de nadie. No me explico como pudo asistir sin mas, con lo que prometió el año pasado y que no ha cumplido.
    PONGA EN MARCHA EL CENTRO DE DIA que ya está bien de reirse de todos y mas aún de los enfermos y sus familiares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre