Si hubiera que hacer un resumen, la nueva ley antitabaco se podría condensar en “prohibido fumar en todo sitio cerrado que vaya a ser compartido”.

Hace unos años cuando se fumaba en los medios de trasporte, los profesores fumaban tranquilamente en las clases o se veían en la televisión a los tertulianos encenderse un cigarrillo durante el debate, y se consideraba un cosa de lo más normal.

El fumar fue asimilado como un referente de intelectualidad, de hacerse mayor , pero los datos confirman que el tabaquismo perjudica gravemente la salud no sólo de los fumadores, sino también de los que se encuentren a su alrededor, los fumadores pasivos. Chile es el país con más alta prevalencia de tabaquismo (42%. Anualmente mueren 14 mil chilenos por esta causa; los niños chilenos son los más fumadores del mundo y el Fisco pierde al menos US$ 1.140 millones por atenciones médicas derivadas del tabaquismo.

En nuestro país se producen cerca de 55.000 muertes al año por esta razón.Cada año los productos del tabaco son responsables de 1,2 millones de muertes (14% de todos los fallecimientos) en la región europea de la OMS.

Las pruebas de que el tabaquismo pasivo puede producir graves enfermedades o incluso la muerte entre la población no fumadora aparecieron por primera vez en las revistas científicas en inglés en 1974. A los primeros informes en inglés, que hacían referencia a bebés y población infantil que viven en hogares donde las personas adultas fuman, les siguieron, a principios de 1981, dos estudios que señalaban el tabaquismo pasivo como la causa del cáncer de pulmón en mujeres adultas no fumadoras. Cuatro años después, se obtenían los primeros indicios de que el tabaquismo pasivo también aumentaba el riesgo de mortalidad porcardiopatía isquémica en las personas no fumadoras. Decir eso de que el tabaquismo pasivo es una tontería es tirar por tierra muchos informes elaboradores por grandes profesionales en la materia, demuestra la ignorancia en el tema y el egoísmo personal.

El sector hostelero y la industria tabaquera han reivindicado que la prohibición de fumar en restaurantes y bares tiene un impacto negativo sobre su negocio y que genera un número menor de ventas y menos empleo. No hay pruebas que apoyen estas afirmaciones, pero pudieran tener un impacto sobre la opinión pública. Un estudio realizado en Noruega ha demostrado que había más personas que pensaban, antes de la introducción de esta ley, que iba a haber más problemas de los que realmente ocurrieron cuando ésta entró en vigor.

Lo que es innegable es que gracias a esta ley se puede tomar un café, una copa y trabajar sin humos, propios o ajenos,que nos acostumbraremos los fumadores a fumar en espacios permitidos y que fumaremos muchos menos. Nunca llueve a gusto de todos, pero la Ley persigue hacer más fácil el abandono de este hábito a las personas que lo consumen, además de garantizar a la población no fumadora el derecho a respirar aire no contaminado por el humo del tabaco. Para ello, ha establecido limitaciones a la venta y suministro de los productos derivados del tabaco, a su consumo y a la publicidad, promoción y patrocinio de este producto.

Artículo anteriorCabalgata Reyes Magos 2011
Artículo siguiente

4 COMENTARIOS

  1. Me parece un gran acierto lo de esta prohibicion, quiza hubiera sigo mejor haberla aplicado hace unos años cuando ya se prohibio fumar en muchos sitios, pero bueno, al final ha imperado la cordura.

  2. Lo que me parece una verguenza es que ya haya por ahi bares “INSUMISOS” , no entiendo en que pais estamos. Estas personas insolidarias y nada respetuosas con los NO FUMADORES, deben de saber que el primer Pais que prohibió fumar de forma tan tajante fue NORUEGA y creo que no hace falta decir que la INTEMPERIE en este pais es mucho más “FRESQUITA” que en España. Se demuestra claramente que lo unico que prima es el negocio y para nada importa la salud de los que teniendo derecho a tomarse algo en un bar no son fumadores activos. Por lo visto el 65 % de Españoles que no fumamos tenemos que sucumbir frente al otro 35 % que si lo hace.

  3. Lo de los insumisos es para mí de risa… o de pena.
    La ley es por un consenso total entre los partidos: Por tanto hay que cumplirla. Viene a ser como el código de la circulación. Si quieres conducir a 350 nadie te lo impide, te metes en un circuito cerrado y si te matas es tu problema y libertad. En carretera abierta me puedes llevar por delante, y yo tengo también mi libertad que en este caso es vivir. Por tanto cualquiera puede fumar en su casa o al aire kibre, pero no donde perjudica a otros.
    Los bares que no hacen caso de la ley, está claro que serán multados, porque además habrá una tendencia a que sirvan de ejemplo. Si no se les pusiese la multa, o no la pagasen, estarían animando a todos los conductores a no pagar las multas de tráfico.
    Además de que hay mentiras por medio. ¿Cómo el bar de Valencia ha perdido el 60% de clientela?. Las encuestas dicen que un porcentaje mucho mayor del 50 % apoyqn la ley. Otros bares no han tenido tal disminución. ¿De dónde se saca esa cantidad?. ¿O realmente lo que está aprovechando es para llamar a una clientela fumadora?

  4. No sería mas fácil y mucho más democrático que prohibirlo todo tajantemente, el que exista la posibilidad de fumar o no fumar, habilitando espacios para las dos opciones, exponiendo los peligros de hacerlo? Pues no, se prefiere prohibir y exterminar la libertad de hacerlo. Con todo esto lo que conseguimos es una sociedad menos libre y prohibicionista.
    No comparemos los bares Europeos con los Españoles, porque no tienen nada que ver. En Europa no existen bares de café, copa y puro o cigarro. La mayoría son cafeterías/panaderías o pubs de pintas de cerveza, que a las 21:00 h, como mucho ya han cerrado. Es otra cultura de bar, muy diferente a la nuestra.
    Porque tienen que verse inmersos en la ruina, los bares que ahora están vacíos, si vacíos señores NO fumadores, ustedes que tanto iban a llenarlos, ahora están completamente vacíos. Con el consecuente despido de camareros, que ahora viene ni que pintado con mas de un 20% de paro. Tienen que reconocer que no es ni el momento ni las formas de aplicar una ley anti-tabaco tan drástica. No quiero con esto defender el tabaquismo porque como todos sabemos, fumadores y no fumadores, es muy malo para la salud. Pero dejemos que el usuario elija y fume o deje de fumar libremente, sin que por hacerlo se sienta un bicho raro. Dejemos que hayan bares donde el dueño sea libre de elegir que es lo que se puede hacer en su casa y que no se puede hacer. Si el no fumador se siente mal al impregnarse de humo en un bar, es tan sencillo como no entrar y solamente hacerlo en los que no se permita fumar.
    Con esta ley están arruinando muchos bares, donde ya nadie va a tomar café o su copita diaria. Y no me digan que se llenará de gente NO fumadora porque a las pruebas me remito, NO es así.
    Está claro que en bares donde se come, se está mucho mejor sin humo, es evidente, pero no todos los bares son iguales, al igual que los bares españoles no lo son como los europeos. Seamos mas tolerantes y respetemos al que fuma y al que no.
    Siempre quejándose de que hay mucho humo y ahora que no lo hay siguen sin entrar a los bares, sino explíquenme porque están vacíos, vamos señores No fumadores, menos quejarse y mas llenar los bares para que la hostelería no se hunda.
    Saludos,

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre