Para ampliar el artículo, pincha sobre la imagen

Artículo anterior“Vales menos que la firma de Camps”
Artículo siguienteEl Teatro Río

3 COMENTARIOS

  1. Saludos Vicente, es verdad todo lo que comentas, es lamentable ver como la derecha mancilla todo lo que toca y quiero creer que habrá gente honrada e inteligente en ese partido, pero a sus dirigentes no les gusta la democracia y luchan contra ella.
    Cuando gobiernan actuan como dictadores y en la oposición utilizan todas las malas artes para desprestigiar al adversario, y en mi opinión esto nos ha llevado a este desprestigio que tiene la política, y de ahí a los salvadores de patrias queda poco trecho.

  2. Ocurre Vicente, que parece que la historia te da y quita la razón al mismo tiempo, ejemplos:
    El señor Aparisi, tras ser condenado por engañar a sus socios, es elegido alcalde de la Vall de Uxó.
    El señor Hernández Mateo, tras conseguir una finca supermillonaria, es reelegido alcalde de Torrevieja.
    No necesitan comentarios casos como Camps, Fabra y al guno más.
    Y como el esperpento mayor y en el ámbito internacional, tenemos a Berlusconi
    Vistos estos ejemplos, ¿no crees que una persona juven, que quiera dedicar su vida a mejorar la vida de los demás a través de la política, se planteará primero que fechoría debe cometer para que pueda ser elegido?. Porque parece que la honradez no convence.
    ¿Será además una característica mediterránea?. ¿Se admitirían estos comportamientos en Alemania, el Reino Unido o Suecia o Noruega?. ¿No será que en el fondo se admira y envidia al pícaro?

  3. Estimado “El verdor”, se perfectamente lo que sientes, y tienes, lamentablemente muchas razones para pensar asi, y mas en esta tierra. Pero si te das cuenta, el problema de la corrupción es tan grave, y requiere de todos los esfuerzos posibles y todas las voluntades dirigidas en la misma dirección para encontrar una solución, que, en el momento que diferenciaramos el problema desde el punto de vista ideológico o de partido, estariamos, estimo, dificultando el mecanismo que requiere el mayor consenso posible para ser eficaz. Soy de los que pienso que la mayoria de los politicos, en todos los partidos són honestos, y, por contra, que las ovejas negras, lamentablemente, no tienen siempre la misma adscripción ideológica.

    Para “Alguien”. Es posible que haya jovenes que puedan pensar asi, pero puedo asegurarte que planteamientos, honestos y éticos de la vida pública hechos por personas jovenes, o menos jovenes, son perfectamente perceptibles y aceptables por el electorado, en tanto en cuanto este vea en los candidatos una capacidad significativa de liderazgo, y de resolución de sus problemas, y de presentar proyectos y políticas atractivas. El problema no es tanto llegar a gobernar en terminos razonables, como poder apartar a políticos corruptos, que han extendido una gran red clientelar a su alrededor. El estudio que aparece hoy en El Levante, es demoledor; dos politólogos españoles colaboradores de la Universidad de Nueva York han constatado, en el caso del Pais Valenciano, que se penaliza electoralmente aquellas opciones electorales que han removido al alcalde bajo sospècha.
    Es cierto que aparece una mayor y mas extendida corrupción en el mundo latino, pero no lo es exclusivo de este mundo. Tambien es cierto que la picaresca abunda mas en estos paises, y eso, como sabes viene de lejos; el siglo de oro puso magistralmente en valor algunos de estos valores, pero no deberiamos olvidarnos de nuestro Señor Don Quijote y de todo lo que representa, en la obra cumbre de la literatura española. Enfin “Alguien”, es cuestión a mi juicio, de fuertes valores y convicciones personales y colectivas; es una cuestión de cultura democratica, en este caso poco desarrollada, o muy reciente, en el caso de España y Grecia por ejemplo. En el mundo anglo-sajon y el centro y nort europeo, las democracias y los valores éticos y democraticos están mas desarrollados y arraigados. Estos valores no se inprovisan facilmente y, en nuestro caso, la proximidad de una larga y vitalicia magistratura nos ha condicionado sobre manera. En mi reflexión no he dicho que sea facil, lo que es cierto es que si no hacemos algo pronto podriamos vernos cada vez mas abocados a una “marbellización” o “berlusconización” de la vida pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre