Una vez más tengo que hacer referencia a los atropellos que tenemos que sufrir los concejales de la oposición en muchos de los foros a los que asistimos, unas veces como miembros de pleno derecho y otras como invitados.

En esta ocasión me refiero a Radio Ibi, concretamente a su consejo de administración que se reúne, no demasiadas veces, pero que cuando lo hace tienen la deferencia de invitarnos a los grupos de la oposición. En este consejo hasta hace unos días yo me pensaba que teníamos voz, no voto, pero hasta ahí nos llega la mala suerte que ya nos han quitado hasta la voz.

Digo esto porque ya en el consejo que se reunió el pasado 31 de Enero, como invitado al mismo como concejal del PSOE, hice una serie de preguntas, como así ha sido siempre, y en un momento dado de la reunión me cortó la palabra el Secretario y me dijo que no entendía que hacía yo preguntando si no era miembro del consejo de administración y solo era invitado. Dejó claro que él no iba a tomar nota ni de mis preguntas ni de las respuestas que me dieran, ya que entendía que no era su obligación. Ante, a mi juicio, ese insulto a los presentes y esa dejación de sus funciones de secretario y como valedor de todo lo que allí aconteciera, manifesté mi incredulidad a la vez que mi indignación al mismo tiempo que exigí que constara en acta que el secretario se negaba a cumplir con su obligación. No hace falta que diga que como si le hablara a la pered, se salió con la suya y en el consejo que se reunió este pasado Martes se aprobó el acta sin ninguna mención a todo lo que pude decir en aquel momento.

Lo más lamentable de todo es que aquel día era la primera vez que ejercía este señor como secretario del consejo de Radio Ibi y aquel día se cargo de un plumazo el buen hacer que habían tenido sus predecesores en esta función.

Pero claro, en el último consejo de Radio Ibi que se reunió este pasado martes, ante la constatación de que seguía sin tener la mínima voluntad de tomar nota de nuestras intervenciones manifesté nuevamente mi indignación, así como lo hicieron también los demás portavoces de la oposición, pero de nada sirvió, muy buenas palabras, un tono muy cordial del Sr. Secretario, pero “eso es lo que hay”.

Lo verdaderamente bochornoso es tener que oír de boca del Secretario que los representantes de la oposición solo somos invitados y que no tenemos voz en el consejo y yo pregunto ¿Invitados para qué?, ¿para ver sus caras bonitas?, ¿para ver como se ríen en nuestras caras?

Desde luego tengo que decir que me parece una burla más y una muestra más de la falta de democracia y una total obstrucción a nuestra labor de oposición que seguro que les está haciendo daño, pues de otra manera no se explica que tengan tantas ganas de taparnos la boca, los ojos y los oídos.

Artículo anteriorLas prisas en el Teatro Río
Artículo siguiente

2 COMENTARIOS

  1. ARTURO que se puede esperar de una persona que todabia no sabe quien somos los concejales,eso si ,pero tiene carrera,la cual deberia utilizarla como DIOS quiere y manda.
    ES el punto de vista de una concejala SOCIALISTA.

  2. Amigo Arturo, ya escuchaste mi opinión al respecto. Siento discrepar de la postura que defiende el Secretario y, como tu, creo que no tiene sentido invitar a alguien a una reunión, permitirle hablar y preguntar, pero negarse a reflejar esas intervenciones en el acta de la reunión. Le pedí al Secretario algún tipo de argumento que respalde su decisión, pero no me dio ninguno convincente, o por lo menos, suficiente para cambiar una práctica que viene manteniéndose de años. Parece que vamos “patrás”, como los cangrejos. En lugar de aumentar la transparencia, avanzamos en el oscurantismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre