Hace ya aproximadamente un mes que nuestro Grupo Municipal denunció que el Teatro Río estaba funcionando sin licencia de apertura. Según se desprendía de los informes a los que tuvimos acceso, no se podía garantizar la seguridad de los trabajadores ni del público. Estos hechos son gravísimos, a nuestro entender, en un espacio público al que acceden multitud de personas.

En la Comisión de Urbanismo que se celebró en mayo, ya advertimos que debía darse una solución inmediata a todas las deficiencias detectadas y, de lo contrario, nos veríamos en la obligación de denunciar estos hechos ante los tribunales competentes.

Parece ser que las advertencias surtieron su efecto y en la Comisión de Urbanismo del mes de junio, se nos informó verbalmente de la existencia de un proyecto para que el Teatro Rio cumpliera la normativa. Eso sí, debemos pagarlo todos los ibenses. Para que nos enteremos y según las explicaciones de la Concejal de Urbanismo, “para que el Teatro Rio sea teatro y pueda estar abierto como teatro, todavía hay que gastarse unos 40.000 euros más”. Las deficiencias detectadas y por las que el Teatro Rio debía permanecer cerrado, no fueron tenidas en cuenta por la empresa constructora. El técnico municipal encargado de controlar que todo se hiciese acorde a la legalidad tampoco lo tuvo en cuenta, dando el visto bueno al teatro con las deficiencias (eso sí, unas semanas antes de Elecciones).

Pues lo dicho, que después de gastarnos más de 9 millones de euros en una obra de esta envergadura, todavía hacen falta otros 40.000 euros más para que nuestro Teatro Río cumpla la normativa.

De momento aún no hemos tenido acceso a este nuevo proyecto ni sabemos qué condiciones se han fijado para su adjudicación. Sólo sabemos que el teatro se cerrará este verano para poder realizar estas obras. Seguimos igual que siempre: la documentación llega tarde, mal o nunca. Estiran la cuerda hasta el límite y al final, sólo a golpe de denuncias o advertencias de este tipo, el equipo de gobierno del PP busca soluciones.

Hemos tenido paciencia, porque entendíamos que estos problemas tenían su origen en otras legislaturas, pero los nuevos concejales llevan ya más de un año ejerciendo y cobrando un sueldo público. Si siguen consintiendo y tapando las “malas artes” que ejercieron “otros” en otros momentos, se convertirán en cómplices y por tanto, en responsables directos.

Artículo anteriorDoble rasero
Artículo siguienteFestival a beneficio de la Asociacion de Alzheimer de Ibi 30-06-2012

2 COMENTARIOS

  1. No olvidemos que la máxima responsable, es decir la alcaldesa, sigue en el ayuntamiento. Que los técnicos responsables de esta obra siguen en el ayuntamiento.Que los desmanes y sobrecostes de esta obra siguen activos.
    Los concejales nuevos y antiguos del PP y otro concejal más, votaron a favor de pagarle a la empresa constructora una cantidad, eso sí con la abstención de la alcaldesa por si acaso, y justo unos días después salen las deficiencias.
    Tengo que recordar que estas deficiencias no son nuevas y están denunciadas hace mucho tiempo. Podemos decir que forman parte del escándalo sin precedentes del teatro Río.¿Para cuándo la exigencia de responsabilidades a la empresa y a los des-gobernantes?

  2. A ver a ver que no he entendido nada. ¿Me quieres decir que como usuario del teatro Rio, al cual he asistido en varias ocasiones, he puesto mi vida en peligro cada vez que accedía a el?

    Si el equipo de gobierno sabía esto ¿Quiere decir que cada usuario que ha asistido hasta ahora al teatro podría poner una denuncia por imprudencia o algo parecido al Ayuntamiento?

    ¿O acaso debo entender que vale más un puñado de votos que la seguridad de las personas que posiblemente te vayan a votar?

    OSTRES TÚ, YO CADA VEZ LO FLIPO MÁS CON ESTA PANDA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre