Cuando comenzaron las obras de remodelación de la Plaza Reyes Magos y conocimos la intención del PP de “quitar el monumento” para después volverlo a colocar, ya solicitamos en numerosas ocasiones que antes de proceder a su retirada, los técnicos municipales comprobaran su estado, para evitar que, con tanto trasiego, nuestra querida y emblemática estatua, sufriese percance alguno.

Siendo previsores y responsables, también solicitamos que se hiciese un molde de la misma, por si alguna vez, ocurría una desgracia, pudiésemos repararla de forma inmediata.

Pues bien. Ni una cosa ni la otra y desgraciadamente al final ha sucedido lo que muchos nos temíamos y veníamos advirtiendo al equipo de gobierno desde hace ya algunos años. Nuestro querido monumento a los Reyes Magos, se ha roto. La estrella se ha partido y el rey Baltasar ha sido decapitado.

Tras el cierre del Museo del Juguete y la paralización de la Casa de los Reyes Magos y del centro de recepción de visitantes, el monumento era de lo poco que nos quedaba por ofrecer al turista.

¿Y ahora qué? Pues en estos momentos no sabemos nada. Ahora de nada vale lamentarse por la falta de previsión y mejor haremos en buscar soluciones. Sólo esperamos que el equipo de Gobierno esté, esta vez, a la altura de la circunstancias. Nosotros nos ponemos a su disposición para ayudar y colaborar en que este incidente tan desagradable sea resuelto de la mejor forma posible y que nuestra querida Plaza de los Reyes Magos vuelva a ser el lugar emblemático que ha sido hasta la fecha.

Grupo Municipal Socialista de Ibi

Artículo anteriorRecortar
Artículo siguienteReforma sanitaria: nuevamente es fuerte ante el débil

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre