Uno de los puntos tratados en el Pleno del lunes fue declarar la “no disponibilidad de crédito” por el importe correspondiente a la paga extraordinaria de diciembre de 2012. Esto significa que la paga extra de los funcionarios no se pagará y que el Ayuntamiento no se puede gastar ni en servicios sociales, ni en actuaciones destinadas a cubrir las necesidades de la población. Ese dinero sólo puede ser utilizado para reducir el déficit. Esta medida ha sido impuesta por Rajoy para justificar ante “los mercados” que sus medidas están totalmente centradas en reducir el déficit, aunque sea a costa del ciudadano.

Hay que ser consciente que las pagas extra ayudan a activar de forma importante la economía en estas fechas. En Ibi, al igual que en toda España, la paga extra sirve para comprar los regalos que venden nuestros comerciantes y para pagar las cenas y comidas que nos sirven nuestros bares y restaurantes. Pero para nuestra población, que no se paguen las extras es un duro revés porque ese dinero va destinado en gran medida a comprar los juguetes que nuestras fábricas producen, que vecinos ibenses fabrican. La campaña de Navidad es la más importante para nuestro sector juguetero y la supresión de la paga extra de los funcionarios, colectivo que en los últimos tiempos estaba contribuyendo de forma importante a contener la caída del consumo, pasará factura.

Hay que recordar que a los trabajadores del sector público (funcionarios y personal laboral) ya se les exigió en su momento que se apretaran el cinturón, rebajándoles primero un 5% del sueldo y después otro 7% más. Saquearles solo servirá para que el consumo se contraiga más aún y nos arruinemos todos.

En consecuencia con el razonamiento anterior nuestro grupo votó en contra de esta propuesta. Excepto el PP, de todas formas a la pregunta de nuestro grupo al interventor municipal, este explicó en otros términos claro, que realmente la votación no valía para nada ya que realmente no era una propuesta sino una imposición del Gobierno de Rajoy, así que, rechazada o aprobada la medida, el dinero proveniente de quitar la paga extra a los funcionarios irá destinado a reducir déficit sí o sí. Esto es puro estilo Partido Popular: imposiciones encubiertas y transparencia simulada.

Nos hicieron perder el tiempo en este tema para intentar darle una imagen falsa de democracia pero al final todo ha quedado en un “decretazo”, en una imposición.

Nosotros cumplimos y nos mojamos votando en contra de una medida que consideramos injusta, contraproducente y desproporcionada.

Artículo anteriorTriunfa la plataforma “Graba tu pleno”
Artículo siguienteGala del Deporte Ibense

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre