Rara vez valoro acciones mas allá de la política y no acostumbro a valorar manifestaciones y comentarios  fuera de esta ámbito, pero en esta ocasión no puedo abstraerme de un hecho que a decir verdad, me ha molestado aunque tampoco es para rasgarse las vestiduras.

Tengo que reconocer que no son muy asiduo en misas y como muchos, acudo a estas celebraciones de boda en boda o peor, de entierro en entierro y fue estos días atrás que tuve que asistir a uno. Verdaderamente me sentí molesto cuando tuve que oír por boca del cura oficiante que todo aquel que no cree que después de la muerte está Dios es porque simple y llanamente, ha sido una mala persona y ha hecho mucho daño a los demás, y no quiere que haya nadie que le pueda juzgar y hacerle pagar sus pecados y sus malas acciones.

Este tipo de declaraciones no hace más que abundar en el hecho de que el discurso está caduco y fuera de toda lógica. En esta ocasión lo dijo en un acto en donde la media de edad era bastante avanzada, y todos allí tenemos más o menos nuestro criterio formado. Lo que me preocupa sobremanera es pensar que esos mismos razonamientos los pueda hacer con niños y jóvenes con voluntades más maleables que puedan llegar a creerse un mensaje tan, a mi juicio, fundamentalista.

Creo sinceramente que con mensajes como este, y más viniendo de personas jóvenes, van justamente en la dirección equivocada. Así no conseguirán llenar las iglesias, más allá de las personas que ya lo hacen y que inexorablemente irán quedando atrás y que visto lo visto, espero que hayan tenido vidas ejemplares, porque de lo contrario toda su creencia se quedará por el camino.

Arturo Domenech

Artículo anteriorEl fin del Servicio Vital Básico en Ibi
Artículo siguienteEntrevista a Susana Hidalgo en Radio Ibi 26-02-13

5 COMENTARIOS

  1. Arturo me declaro agnostico que no ateo desde que tengo uso de razón y he llegado a la conclusión después de leer todo lo que ha caído en mis manos sobre el tema que muy pocas personas llevan una vida íntegra y consecuente con lo que promulgan. En todas las religiones hay un denominador común, la firme promesa de que no vamos a desaparcer y la negación de que nuestro paso por el mundo en finito.No seré yo el que diga que hay un mundo más allá de la muerte, pero lo que tengo muy claro es que muy pocos pueden vivir con la certeza de que moriran, de eso viven las religiones y aunque hay muchos curas entregados a la causa cristiana, la mayoría repiten un discurso que han venido repitiendo durante mas de dos mil años y que nada tiene que ver con lo que verdaderamente serían las palabras de Jesucristo. Por otra parte el catolicismo siempre ha estado al lado del poder que excepto en las últimas décadas ha estado siempre liderado por régimenes totalitarios. La fe de las personas es una cosa y la santa madre iglesia otra y estúpidos hay en todos sitios.

  2. Estoy de acuerdo con Juan, pero además añadiría que la iglesia ha condenado a lo largo de la historia el divorcio,el aborto, el uso del condón, el matrimonio homosexual y además defienden un modelo de familia que ni siquiera son capaces de mantener.Los beatos se separan,se divorcian, usan el condón, defienden el matromonio entre homosexuales porque algunos lo son, ni mas ni menos que los que marca la extadística, pero utilizan la doble moral y en el fondo se creen mejor que los que somos ateos o agnosticos o de otra religión. Un consejo Arturo cuando vayas a un entierro por deferencia y respeto al difunto o su familia haz como yo, aprovecha el sermón para pensar en otras cosas y así aprovecharás el tiempo.

  3. Si Jesucristo militara en algún partido hubiera militado en el PSOE y Poncio Pilatos sería el Rajoy de turno, ó Aznar y seguro que en la corte romana estaría el Barcenas de turno.Pero la historia la escriben los vencedores. No vayas a misa Arturo, si quieres hacer algo útil ves a Caritas, es lo único cristiano en esencia que tienen.

  4. Hasta doce mira si quedan.
    Menos de doce será un problema para la iglesia.

  5. A mi me pasó lo mismo, no se si sería el mismo oficiante pero en el entirro de un señor al que astimaba asistí por el y su familia a aquella ceremonia, y como escucho lo que se dice, no podía dar crédito a lo que escupía el cura desde un púlpito público y sin derecho a réplica. Que se insulte a las personas que no esperamos por convición y sentido común otra vida eterna, es una aberración y como tenemos mas vergüenza que ellos nos callamos, pero a punto estuve de levantarme y decirle que las malas personas son ellos que no respetan ni el dolor de los familiares ni a quiene queremos acompañar en el duelo.
    En otro entierro sacó el tema del aborto, y en una novena de la virgen llegò a decir que las personas que tienen cáncer será porque algo malo habrán hecho.
    Solo la lengua de la alcaldesa supera estas lindezas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre