Hace unos años hacían en televisión un programa llamado Reina por un día y eso le ha pasado a Rajoy con el Debate de la Nación. Ha sido héroe por un día, pero ¿para quién? Para los palmeros de su bancada y para la radio, televisión y prensa de la derecha. Según todos estos, Rajoy fue el campeón del debate que duró hora y media y en el que nos dijo a los españoles lo mismo que nos dijo en la campaña electoral. Según Alfonso Merlos, presentador de 13 TV, “los dejó KO” y “trituró a Rubalcaba”. Que yo sepa, Rajoy, a los únicos que está triturando es a la ciudadanía con menos recursos, más indefensa.

En este debate, igual que en otros tanto, tanto gobierno como oposición han ganado según a quién le preguntes. Los únicos que salimos perdiendo siempre somos “los de a pié”. Ellos se fijan un buen sueldo y luego para el resto, como decía la hija del mayor corrupto de la Comunidad Valenciana, Andrea Fabra, ¡Qué se jodan!

Señor Rajoy, usted habrá convencido a los suyos pero ¿habrá convencido a los 46 millones de españoles? Con su hora y media de mitin ¿habrá convencido a los 6 millones de parados? ¿Y a los que buscan comida en los contenedores de los supermercados? ¿Habrá convencido a los más de 3 millones de pensionistas que viven con 400 € al mes y que además tiene que pagar los medicamentos? No sé si habrá convencido a todos estos y a tantos otros miles que están pasando hambre y miseria. Sr. Rajoy, salga usted a la calle y pregunte.

Imagino que como cristiano recordará las “obras de misericordia” que dicen que hay que dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento y vestir al desnudo, entre otras muchas. Por desgracia hoy los políticos no lo cumplen y es ahí donde fallan. Señor Rajoy, al que tiene hambre procúrele comida y al que tiene sed dele agua, pero no mítines. Los españoles “de a pie” estamos hartos de todos los políticos. ¿Cómo vamos a creer en ustedes con lo que estamos viviendo? Son ustedes una cuadrilla de bandoleros. No conforme con los sueldos, algunos políticos corruptos se llevan el dinero a otros países por no pagar impuestos en España. Esto pasa con políticos, con empresarios, con banqueros defraudadores. Señor Rajoy, ¿en qué país estamos viviendo?

Por desgracia hoy España parece la ciudad sin ley. Aquí cada uno sustrae los millones que puede y nunca los devuelve. Ni siquiera va a la cárcel. Y no es justo que lo que “mangan” estos cuatreros lo tengamos que pagar el resto.

El PP se ha cargado todos los derechos laborales. El despido libre, las pensiones más bajas, los sueldos de los trabajadores bajando día a día, los impuestos y el paro subiendo. Estas son las mejoras con el Partido Popular. Señor Rajoy, eso es lo que hemos sacado de sus promesas.

Gonzalo Milla Tebar

Artículo anteriorCremá Falla Colegio San Pascual
Artículo siguienteEl Plural: El Gobierno endurecerá el paro a los mayores de 55 y promoverá la “jubilación activa”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre