El pasado 6 de Marzo, Dolors Carrasquilla se encadenó al Palau de la Generalitat Valenciana, iniciando cuatro días después una Huelga de Hambre para hacer visible ante toda la ciudadanía los problemas sin resolución en materia de discapacidad y dependencia en nuestra Comunidad.

Dolors ha padecido, igual que muchísimas personas, las graves consecuencias de una política sistemática de recortes y revisión de derechos, viendo disminuido de repente su grado de gran invalidez, pese a contar con los certificados médicos oficiales que avalaban este grado durante varios años y que fue, como otros casos que se están dando, rebajado al cambiar su residencia a la Comunidad Valenciana.

Las reivindicaciones de Dolors, asumidas por todas las personas y las organizaciones que nos encontramos hoy aquí junto a ella, se concentran en dos puntos básicos:

-La Revisión de su expediente y la vuelta al Grado de Discapacidad de gran invalidez que injustamente y atendiendo únicamente a criterios de restricción de derechos le han quitado (a ella y a muchas otras personas en una práctica sistemática que nos aterra).

– La Derogación del artículo 160 de la Ley 10/2012 de Medidas Fiscales de gestión Administrativa y Financiera (DE COPAGO FARMACÉUTICO), ya que concretamente este artículo 160, deroga el artículo 16 de la Ley 11/2003 sobre el Estatuto de las Personas con discapacidad que hasta ese momento garantizaba en su párrafo segundo la financiación gratuita de productos farmacéuticos, ortoprotésicos y ayudas técnicas a los y las pacientes menores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 33%, y a las personas mayores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 65%.

La lucha colectiva de Dolors Carrasquilla y del resto de colectivos ciudadanos de apoyo sigue. Otras personas están afectadas de igual manera por los recortes en dependencia, como es el caso de Loly. El lunes pasado se hizo entrega en el Instituto Nacional de la Seguridad Social de una petición de reunión con la Directora Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social para ver con ella la situación de miles de personas que no se sabe bajo qué criterios se les asigna una invalidez u otra, se les deniega o cuando pasan los procesos de revisión se les rebaja (como es el caso de Loly).

Aquí podéis ver imágenes de la concentración del pasado lunes en apoyo a Loly, que hoy cumple 18 días en huelga de hambre.

 

Artículo anteriorArchivo Municipal, un tesoro que hay que cuidar
Artículo siguientePor una sanidad pública, universal y de calidad

1 COMENTARIO

  1. Estas noticias me ponen los pelos de punta,y vuelvo a hacer la misma pregunta.
    Alguien me podría decir la realidad de lo que cobran nuestros nuestros políticos?
    Pero no ese sueldo bruto que nos dicen las noticias, si no, los sobresueldos de las dietas, comisiones a las que no asisten o van solo para llenar el bolsillo desplazamientos de lujo.
    Lo que les queda de pensión o sus sueldos vitalicios.
    Quien controla sus gastos de representación, recepciones a otros políticos, almuerzos de trabajo,en fin todos esos gastos, que hacen las tarjetas visa sean una lacra para nuestra economía.
    Por que a lo mejor si todas esas cosas se controlaran, con todo el dinero que estas sanguijuelas nos chupan, habría dinero para las personas mas vulnerables de nuestra sociedad,aquellas a las que vida se a cebado muy desfavorablemente y las a relegado al tercero o cuarto puesto en el escalón de TODOS TENEMOS LOS MISMOS DERECHOS, podrían tener sus NECESIDADES, no caprichos, atendidos.
    Cuanto nos cuesta al mes el muy honorable Cams,y todos lo que como el se han retirado o ya no están,sean del color que sean?.Y siguen cobrando de las arcas publicas.
    Cuanto cobran sus asesores privados, sus cargos de confianza?
    Por no tiene ninguna responsabilidad, por arruinar un país?.Y se van de rositas.
    Por que tiene que haber personas como Dolors Carrasquilla¿ que por una Casta de indeseables, se ven abocadas a la mas cruel de las miserias,( LA MISERIA HUMANA). Mientras los que nos han llevado a ella, viven en la mas vergonzosa opulencia, con el mayor de los desprecios hacia las personas mas vulnerables, LA INDIFERENCIA.
    Dolors solo es una de las miles de personas que no solo ahora, por la situación que hay, se encuentra desprotegida por una sociedad que valora mas la riqueza que la HUMANIDAD.
    Pero yo también tengo mi granito de culpabilidad, por eso le pido perdón ha Dolors y a todas las personas que se encuentran como ella, por no luchar mas de lo que e luchado, contra esta podredumbre que nos rosdea.

    Errante

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre