19 de noviembre de 2013

Los presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2014 son todo un desastre, producto del terrible endeudamiento y la mala gestión durante años de una administración que, desgraciadamente, es el hazmerreir de toda España gracias a las políticas del Partido Popular.

Lo que nos van a vender es que el presupuesto para 2014 se ha incrementado en un 2% con respecto al ejercicio anterior, pero nuestros compañeros en las cortes nos explicaron ayer en una reunión el la sede de la Villajoyosa, cómo y de qué manera siguen engañando a la ciudadanía.

Los presupuestos del año que termina, es decir, los de 2013, han tenido que ampliarse considerablemente a mediados de año porque lo presupuestado no era real ni por asomo, con lo cuál la subida del 2% con respecto al 2013 se basa en la cantidad inicial que se presupuestó pero que nada tiene que ver con la realidad. A mediados de 2013 cambian el objetivo de déficit y se endeudan mucho más, hasta límites insoportables.

 Hablan de creación de empleo porque es lo verdaderamente urgente para la ciudadanía, encontrar un empleo, pero la Generalitat ha disminuido en 5 años el presupuesto en todas las partidas que influyen directamente en la generación de puestos de trabajo. Aún teniendo en cuenta la previsión optimista de la Generalitat en cuanto a crear puestos de trabajo, lo cierto es que estaremos por dejado de la media aunque contemos con las previsiones (que nunca se cumplen) de Fabra.

Desde el año 2010 las partidas generadoras de empleo han ido disminuyendo

-73% Comercio

-48% Turismo

-46% inversiones

-24% Industria

– 40% SERVEF

Un dato escalofriante y muy significativo es la cantidad de millones que la Generalitat tiene que destinar todos los meses en gastos financieros, es decir, en pagar la deuda que ha contraído para sus grandes faustos y despropósitos. 108 millones de euros mensuales para pagar intereses de la deuda. Todos los programas de Bienestar Social suman la mitad de estos costes financieros.

Otro cosa llamativa de estos presupuestos es la fórmula con la que la Generalitat pretende ingresar más dinero para afrontar tanto endeudamiento. Por una parte, cuentan con la venta de patrimonio, por ejemplo la venta de las parcelas donde iban a ubicarse las Torres de Calatrava, aquellas que no llegaron a construirse y que solo el proyecto nos costo a todos los valencianos una burrada de millones de euros. La venta de estas parcelas ya aparecían en los presupuestos de 2013, no se vendieron y posiblemente no se venderán al precio que estima la Generalitat.

El Partido Popular es una gran maquina que sabe maquillar todos sus despilfarros, anunciando rebajas fiscales que van a suponer únicamente 4,5 millones de euros (mensualmente pagaremos 108 millones de euros en intereses por endeudamiento). Lo que nos venden es que el equipo de Fabra rebaja impuestos y sube el presupuesto. Esto no es ni más ni menos que la mayor sinvergüencería de la historia de nuestra tierra, gobernada desde hace mas de 18 años por unos incompetentes .

Mientras tanto el Asilo San Joaquín sin cobrar, el Taller Ocupacional asfixiado por los brutales recortes, el Centro de Educación Especial Sanchis Banes para rehabilitar, esperando ya muchos años, centros educativos sin adaptar a la ley como son el C.P. Pla y Bletra y C.P. Felicidad Bernabeu, el impago del palacio de Justicia que estamos asumiendo, recortes en el servicio de emergencias que también estamos asumiendo, paralización de los derechos de nuestros dependientes, etc, etc,…

Susana Hidalgo

Artículo anteriorUna labor de oposición responsable y constructiva
Artículo siguienteEl 5 de diciembre se reabrirá el Museo Valenciano del Juguete

2 COMENTARIOS

  1. Estos de la Generalitat son unos artistas en diferir las deudas y maquillar las cuentas. Además de los casos que enumeras deben gran parte de las becas y educadoras de comedores escolares del curso pasado, pero como el servicio se sigue prestando ellos continúan dando becas (Alguien adelantará el dinero) y si se pone farruco se le quita la concesión.
    Además intentan que parezca que son los paladines de las bajadas de impuestos, cuando no hay nada más que mirar el nuestros recibos que cada uno paga o nuestra declaración de la renta y hacer una mera comparación con años anteriores. Creo que nos han tomado por tontos, porque sino no tiene explicación posible.
    Y que más les da a ellos ahora permitirse el lujo “electoral” de hacer y vender una bajada de impuestos, si se incrementan los intereses de la deuda los pagaremos todos. Vamos que dan ganas de llorar.

  2. Y a pesar de todo esto,porque es muy posible que vuelvan a ganar las elecciones estos sinvergüenzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre