El secretario general del PSPV-PSOE y diputado en el Congreso, Ximo Puig, ha explicado que los socialistas han presentado en el Congreso de los Diputados una propuesta para reformar la ley que regula el indulto porque consideran necesario que los ciudadanos perciban que “no existe impunidad, ni ciudadanos de primera y de segunda a la hora de afrontar los delitos” ya que, según ha advertido, “la impunidad es un veneno para la democracia y para el estado de derecho”. En concreto, proponen “que ningún corrupto pueda acogerse al indulto, que los tribunales que han juzgado el caso informen favorablemente para su concesión y que el Gobierno justifique claramente los motivos”.

Matas, ‘Caso Palma Arena’

En la lucha contra la corrupción, los socialistas proponen que no habrá indulto, total o parcial, cuando se trate de delitos cometidos por cargos públicos para obtener “beneficio económico para sí o para sí o para un tercero”. Para Puig es fundamental recuperar la confianza en las instituciones ya que está “profundamente dañada por la incapacidad de las mismas para dar respuesta a los problemas políticos y ciudadanos de la gente” al tiempo que ha reiterado que  “los corruptos tiene que pagar”. Así, se ha referido a casos que han plasmado esa alarma social como el del expresidente de Baleares, Jaume Matas,  que, condenado a nueve meses de prisión por un delito de tráfico de influencias, ha solicitado el indulto porque la pena  “no resulta adecuada a la justicia, equidad y proporcionalidad”. De esta manera, en estos momentos, la fiscalía, ante el requerimiento de la Audiencia Provincial de Baleares, apoya que el expresidente no vaya a prisión hasta que se tramite su indulto para evitar que Matas cumpla la pena en vano.

Hernández Mateo, contrata irregular de basuras

Por otra parte, el diputado socialista también ha resaltado el caso del exalcalde de Torrevieja y exdiputado autonómico del PP, Pedro Hernández Mateo, condenado por prevaricación y falsedad documental por el Tribunal Supremo a 3 años de cárcel y 9 de inhabilitación para cargo público. En este caso,  cabe destacar que la petición de indulto ha sido promovida por un diputado del PP en el Parlamento valenciano obteniendo el aval del  85% del grupo parlamentario. En el caso de Hernández Mateo, el exalcalde tampoco ha ingresado en prisión ya que ha solicitado la suspensiónde la ejecución de la pena de prisión hasta que Ministerio de Justicia resuelva la petición de indulto que ha elevado.

Indulto kamikaze

Por otra parte, el parlamentario del PSOE también se ha referido al caso que se ha sufrido en la Comunitat Valenciana relacionado con el indulto otorgado por el Gobierno al ‘kamikaze de Polinyà del Xúquer’, el conductor que mató a un joven de Alzira cuando circulaba en dirección contraria en la AP-7. Así, ha considerado que fue “una absoluta desvergüenza” porque, ha insistido, “no se puede actuar a beneficio de aquellas personas que tienen privilegios ante la justicia”. En este sentido, ha recordado que este indulto está rodeado de “sospechas” por la vinculación del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, con un despacho de abogados. Igualmente, ha resaltado que este indulto contaba con la opinión en contra de jueces y fiscales.

Conformidad del magistrado o tribunal sentenciador y justificación del Gobierno

Un indulto que, según ha resaltado, fue anulado finalmente por el Tribunal Supremo ya que el Gobierno ni lo ha motivado ni lo ha justificado y le advierte de que es necesario un informe racional para evitar arbitrariedades. Para evitar casos como este, los socialistas proponen que para conceder el indulto se requiera la conformidad del magistrado o tribunal sentenciador, así como ampliar los informes que se tienen que solicitar. Y por último,  plantean que el Gobierno tenga “obligatoriamente” que motivar las razones del indulto, es decir, “tiene que justificar las razones para utilizar este mecanismo excepcional para evitar una conducta arbitraria”, ha argumentado Puig, quien ha remarcado que así se abre una vía de control judicial sobre las resoluciones de indulto que los socialistas quieren completar con el control parlamentario.

Por todo lo expuesto, Puig ha reiterado que “ni Hernández Mateo, ni Jaume Matas ni el kamikaze de Alzira pueden tener privilegios por encima de cualquier otro ciudadano”.

Finalmente, Puig ha hecho hincapié en que la legislación actual del indulto data de 1.870 por lo que ha planteado su actualización, “para adaptarla al siglo XXI y contribuir a recuperar la confianza de los ciudadanos en la democracia en las instituciones”.

Artículo anteriorPor fin el Ayuntamiento consigue la prometida y deseada pista en el Alamí
Artículo siguienteBall del Virrei 28-12-2013

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre