16 de enero de 2014

El proyecto de las Naves Nido que se desarrolló en nuestra localidad se inició con gran entusiasmo de todos, ya que iba a permitir que los jóvenes empresarios y emprendedores de nuestro pueblo pudieran establecer sus negocios en unas ubicaciones suficientes y dignas para desarrollar sus ideas y, en definitiva, generar empleo que tanta falta nos hace.

La gestión que hizo el PP de este proyecto ha sido nefasta desde el inicio:

1- El Ayuntamiento cedió a la Cámara más de 17.000 m² de terreno industrial que teníamos en propiedad para este proyecto.

2- Las naves que se han construido son propiedad de la Cámara de Comercio.

3- El proyecto se proyectó en 2 fases. Tenemos 22 naves construidas correspondientes a la primera fase. Faltan casi la mitad por construir según el proyecto inicial. Dentro del convenio, la Cámara se comprometía a cedernos  una nave de 1.000  m² y la construcción de esta se dejó, curiosamente, para la segunda fase, esa misma que no se ha ejecutado y que parece que ha caído en el olvido.

Estoy plenamente convencido de que las cosas se hubieran podido hacer de otra manera pero el equipo de gobierno del PP consintió que el convenio se llevara a cabo en esos términos, haciéndo oidos sordos a lo que les advertíamos. Ahora los perjudicados somos los ibenses. Ibi se ha quedado sin el terreno y sin las naves.

El problema de que las naves no sean municipales sino de la Cámara, es que no podemos actuar sobre ellas. Las naves construidas están vacías porque, en primer lugar, no están totalmente preparadas para entrar en funcionamiento. Quién quiera usarlas primero debe invertir para acondicionarla, algo que choca frontalmente con el objetivo de unas naves nido (facilitar la actividad a empresas de nueva creación sin recursos). En segundo lugar, el precio de alquiler fijado por la Cámara está totalmente fuera de mercado.

La Cámara de Comercio debería darse cuenta de que su vocación es de servicio a la industria y el comercio de nuestra provincia, y en este caso de Ibi. Debería de considerar la opción de alquilar todas estas naves a previos muy baratos, para que el coste del alquiler para jóvenes empresarios no suponga ningún esfuerzo insuperable para llevar a cabo un negocio, por modesto que este sea.

Al final, como en demasiadas ocasiones, tendrá el Ayuntamiento que recurrir a los tribunales para reclamar lo que en justicia nos corresponde, lo que supondrá agrandar los ya de por sí exagerados gastos de pleitos a los que nos tienen acostumbrados. Lo malo es que, entre pleito y pleito, seguiremos sin las naves y sin terreno, que de tenerlo a libre disposición, podría ser empleado para cualquier necesidad que pudiera surgir.

A ver si este equipo de gobierno del PP se deciden de una vez a coger el toro por los cuernos y dejan ya la cantinela de que “las cosas son como son y vienen como vienen”. Son como ustedes las permmiten ser y vienen como ustedes las trajeron.

Arturo Domenech

Artículo anteriorEste lunes tuvo lugar el primer Pleno del Ayuntamiento de Ibi de 2014
Artículo siguienteInformación: “El Consell incumple el último acuerdo con Mayte Parra para pagar el Palacio de Justicia”

1 COMENTARIO

  1. Contado de esta forma me suena a truco de tocomocho institucional,pregunto ¿a cambio de qué?.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre