3 de abril de 2014 

El pasado viernes día 28 de marzo, Rafael Miró, Director General de Empleo y Formación del Servef, y David Martínez, Subdirector de Formación, visitaron Ibi.

Antes ir a distintos puntos de nuestro municipio dónde se están acometiendo distintas actuaciones por el Taller de Empleo, como son el Archivo Municipal, la antigua Fábrica Pilen o la Avenida de La Paz, se pasaron por el Ayuntamiento para saludar a los concejales en la oposición y mantener posteriormente una reunión con el equipo de gobierno.

En este breve y cordial saludo, Rafael Miró se refirió a la necesidad de los Talleres de Empleo, algo en lo que coincidimos todos los presentes, tanto en el gobierno como los representantes de la oposición.

En estos proyectos de generación de empleo y, por lo tanto, de bienestar de las personas que más están acusando esta grave crisis, nos encontrarán. Si se hacen las cosas correctamente, estaremos con Rafael Miró o con quien ocupe su lugar, pueden contar con ello.

En lo que no coincidimos de ninguna de las maneras es en la sensación que el Sr. Miró dice percibir desde un despacho, de que estas acciones (en primera impresión) puedan parecer caras cuando se presupuestan en cuatrocientos cincuenta mil o quinientos mil euros de coste para la contratación de una veintena de personas.

Para el Director General de Empleo y Formación, este importe no puede ser considerado, ni en primera impresión ni aunque sea desde un despacho, como coste, puesto que se trata de una persona perfectamente conocedora de este tipo de proyectos y de su necesidad.

Es una inversión. Una inversión que, con dinero de los impuestos de todos sirve para, en principio, paliar la angustiosa situación actual de veinte familias y, a medio plazo esperemos, incorporar a la mayoría de ellas al mercado laboral.

Sin embargo, si de percepciones se trata, la opuesta a la anterior nos llega a nosotros cuando a través de los medios de comunicación, nos enteramos que el Presidente Alberto Fabra, celebra cenas particulares en Madrid, en las que moviliza a su secretaria, chófer, coche oficial y escolta, con un coste de dinero público cada una de ellas de alrededor de 1.600,00 €, más dietas y combustible, claro está.

Vicente Bernabeu

Artículo anteriorEl PP, los sobrecostes e Intersa
Artículo siguienteLa nefasta gestión del anterior y actual equipo del PP en el Teatro Río

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre