4 de abril de 2014

Según publicaban varios medios de comunicación a lo largo de estas semanas, el Ayuntamiento de Ibi descarta recurrir los fallos judiciales que le obligan a pagar 665.000 € por el Teatro Río.

La famosa sentencia obligaba a pagar al Ayuntamiento de Ibi la última certificación de obras del Teatro Rio, es decir, la última factura, por importe de 665.200,01 €, de ellos 46.078,74 € corresponden a intereses por retrasos en el pago, (más costas judiciales, de importe desconocido hasta el momento). Nuestro grupo se opuso en pleno al pago de esta última certificación porque en ella, la empresa incluía más trabajos realizados de los que inicialmente se habían acordado, algo que con el teatro ya terminado era imposible comprobar.

La sentencia también nos obliga a renunciar a los 1.815.600,00 € que le exigíamos a Intersa por los retrasos en la finalización de esta obra (debía finalizar en 2005 y se terminó en 2011), pese a ser una penalización que la empresa se autoimpuso en 2003 para conseguir la adjudicación de la obra (1.200 euros por cada día de retraso). Nuestro Grupo Municipal, Pleno a Pleno y Comisión tras Comisión, ha solicitado al PP que hiciera efectiva esa penalización a Intersa por el retraso. A pesar de nuestras denuncias, el PP no reclamó el dinero y por tanto hemos perdido la oportunidad de reclamarlo, así que nos toca pagar y no cobrar lo que nos deben.

Esto no es lo único que el PP ha hecho mal en el Teatro Río. En septiembre de 2007 empiezan las obras de la segunda fase del Teatro, las que corresponden al equipamiento. Pese a que se debía celebrar un concurso público para adjudicar las obras a una empresa, Intersa las comienza antes del concurso y, curiosamente, al realizarse dicho concurso, es esa misma empresa la que se hace con las obras de equipamiento por importe de unos 2,3 millones de euros. Esto es algo que el Grupo Municipal Socialista denunció ante la Fiscalía Anticorrupción de Alicante, quien declaró que con la documentación portada había indicios de irregularidad administrativa.

Se denunciaron igualmente los sobrecostes en las butacas del nuevo Teatro. El PP eligió una butacas de una empresa de Figueres que costaron 800 € cada una y rechazaron la oferta de otras fabricadas por tres empresas de Ibi y que costaban 300 € cada una. La explicación del PP fue que las de Figueras eran de mejor calidad, pese a que los informes técnicos de los que disponían estas empresas ibenses desmentian este hecho. Una posible explicación la dio el imputado y exconcejal del PP José Antonio Onsurbe, en unas grabaciones aportadas por el fiscal, en las que afirma que la Alcaldesa y Miguel Ángel Agüera “han metido la mojada guapa” en la obra del Teatro Río, para quedarse con dinero de subvenciones que ascienden a 800.000 €.

Según Onsurbe, y tal y como publicó el Mundo el 30 de noviembre de 2010, “se habría cobrado una subvención de 800.000 € para el equipamiento, pero que con el Plan Camps se han conseguido 1.5 millones más, sin detraer la antigua subvención, según le explicó el propio interventor municipal. Con este dinero de más se habría pagado el dinero pendiente, más los intereses que se debía a la empresa que realiza la obra, en otro proyecto, la piscina (400.000 €) y la Alcaldesa y el concejal se habrían quedado con los otros 400.000 más los sobrecostes de las butacas, en una operación que presuntamente habría escandalizado al interventor”

Nuevamente debemos recordar al Alcalde y a su equipo de gobierno PP-CDL que quien ha denunciado las irregularidades en el Teatro Rio que han ido apareciendo desde el año 2003 ha sido el Grupo Municipal Socialista, que quien ha votado en contra de pagarle ni un céntimo de más a Intersa ha sido el Grupo Municipal Socialista y quien ha alertado de las posibles consecuencias de lo el PP iba a hacer y ha propuesto soluciones para que el Ayuntamiento no saliera perjudicado, ha sido el Grupo Municipal Socialista.

La Sentencia no nos cae de nuevo. Sabíamos que este expediente tenía “gato encerrado” y ahora están saliendo a la luz parte de las irregularidades que se han cometido en esta obra bajo la batuta del Partido Popular. Sí es cierto que el actual equipo de gobierno no fue el que llevó a cabo esta obra, también es cierto que lo único que están haciendo los actuales es tapar todos los asuntos turbios cometidos en épocas anteriores, convirtiéndose en cómplices. Saben que estos temas les pueden salpicar, por lo que no van a investigar nada, no van a recurrir la Sentencia y seguramente, no se depuraran responsabilidades. Nuevas caras, misma historia.

Yolanda Venteo Climent

Artículo anteriorPercepciones y realidades cuando de dinero se trata
Artículo siguienteEscaparate: 80 % en “B”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre