19 de mayo de 2014

Esta semana hemos tenido conocimiento a través de los medios de comunicación de la decisión de la Junta de Gobierno Local de ponerse, por fin, de parte de los propietarios del Alamí y ha estimado los recursos planteados por los vecinos referentes a las cantidades que reclamaba Generala, en concepto de revisión de precios y retasación de cargas, que ascendía a 2,7 millones de €.

Cuando Generala solicitó dicha revisión, el Grupo Municipal Socialista ya reclamó que se hiciese un estudio exhaustivo de las obras de urbanización, para comprobar que las exigencias de esta empresa eran reales y que todos los materiales, cantidades y mediciones que decían habían efectuado, se habían ejecutado realmente.

Hace aproximadamente un año, finalmente se encargó un estudio sobre estas cuestiones y se hicieron “catas” en el suelo del Alamí para comprobar lo que se había hecho realmente. El resultado fue el esperado por el Grupo Municipal Socialista; una diferencia de un millón de euros entre las mediciones de la empresa (La Generala) y las del propio Ayuntamiento. Igualmente había mucha diferencia entre las “deficiencias” presentadas o reconocidas por La Generala y las encontradas por los técnicos municipales.

Es agosto de 2013 el consistorio ibense no aceptó la compensación económica por la revisión de precios que solicitaba Generala, aunque sí estimó otros costes inicialmente no contemplados que le fueron pagados a la empresa, tales como la prospección arqueológica (12.000 €), el Convenio con Iberdrola (300.000 €), el canon de saneamiento (500.000€) y soterramiento de una línea eléctrica (125.000 €), sumando un total de 960.000 €

Nuestro Grupo Municipal volvió a exigir que se revisaran estos conceptos solicitados por la empresa al entender que, tanto las exigencias de Iberdrola como el canon de saneamiento, debían ser asumidos por la empresa, así como evidentemente el soterramiento de la línea eléctrica.

Ahora, en mayo de 2014, el PP de Ibi da marcha atrás de todo lo dicho y hecho por sus compañeros, dejando de manifiesto la falta de transparencia y diligencia debida con la que se tramitó este expediente de urbanismo y da la razón al Grupo Municipal Socialista, en todas y cada una de las reclamaciones que efectuamos desde que se inició la urbanización de la zona.

Nuevamente el tiempo ha puesto a cada uno en su lugar y ha dejado patente que nuestra labor de control de la acción del equipo de gobierno ha ido por el camino correcto.

Desde el Grupo Municipal Socialista seguiremos ejerciendo una oposición responsable con el fin de conseguir una verdadera transparencia, que permita que prime el interés general de los ibenses sobre los intereses particulares.

Yolanda Venteo

Artículo anteriorPúblico: “¿Son iguales PP y PSOE?”
Artículo siguienteRomería de San Pascual 17-05-2014

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre