6 de junio de 2014

Las convocatorias a subvenciones para ayuntamientos de la Diputación de Alicante suponen una de las mejores oportunidades de acceder a dinero público para desarrollar proyectos municipales de interés común. Cuestionada esta institución, lo cierto es que a día de hoy es una de las administraciones públicas con capacidad económica, pagando las cantidades a las que se compromete en cada uno de los proyectos, extremo del que no puede presumir la arruinada y despilfarrada Generalitat Valenciana.

El pasado 9 de mayo se publicó la convocatoria de “Ayudas para inversiones en obras y reparaciones de cooperación municipal, financieramente sostenibles anualidad 2014”.

La concesión de estas ayudas van dirigidas para la urbanización de vías públicas, parques y jardines, alumbrado público, etc. Quedan excluidas de la convocatoria las obras de reparación simple, conservación, mantenimiento y demolición .

En el pasado pleno hicimos un ruego al equipo de gobierno del PP en cuanto a las subvenciones extraordinarias de otras instituciones, como es el caso que nos ocupa. Como mínimo pedimos que se consensúen con el resto de grupos políticos y aún más deseable y participativo sería si contasen con la opinión de colectivos y asociaciones locales. Es posible que no coincidamos en las prioridades, pero el ejercicio de la política debe estar inspirado siempre en la búsqueda del consenso.

En este caso hablamos de una subvención de 300.000 euros para Ibi por su número de habitantes, la cual podríamos dedicar a la rehabilitación de la cubierta de la antigua fábrica Paya, propiedad municipal donde están ubicados el Museo del juguete y el Museo de la Biodiversidad, que está valorada en 211.000 euros. Por otro lado hay obras menores pero de vital importancia como es la habilitación del acceso al Centro de Primaria Pla y Beltran y así un largo etc.

No pueden hacer gala de que gobiernan buscado el consenso y la participación cuando no es así y deciden en solitario qué obras llevar a cabo. Cuando llegan las propuestas a las comisiones informativas pertinentes, si llegan, ya esta todo “mascado” por el equipo de gobierno PP-CDL.

Rafael Serralta lamentaba en el pasado pleno que el Grupo Socialista sale a la prensa adelantándonos a sus propuestas, según él, buscando rédito político. Lo que aún no ha entendido Rafael Serralta es que el Grupo Socialista denuncia, reivindica, fiscaliza y propone todo aquello que considera importante para los intereses de Ibi, con total independencia del ritmo con el que su equipo opera, muy lento en muchos casos y muy poco participativo desgraciadamente.

Susana Hidalgo

 

 

 

 

 

Artículo anteriorTV3 – Polònia – Cañete a Europa
Artículo siguienteEl mundial de los expolios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre