15 de diciembre de 2014

Estas últimas semanas, a colación de la elaboración de los presupuestos para 2015, se ha hablado mucho de la antigua fábrica Payá y su importancia en el desarrollo de un nuevo proyecto más completo y atractivo para el Museo del Juguete.

Hace años que nuestro grupo lleva defendiendo un proyecto museístico con mucho más potencial, tanto turístico como laboral, ya que la fabricación de juguetes tradicionales de Payá con los métodos y maquinaria de la antigua fábrica era y sigue siendo posible.

Desde siempre, un proyecto completo, potente y ambicioso para el Museo del Juguete ha sido una de nuestras grandes reivindicaciones y en todos los debates a los presupuestos, este último inclusive, lo hemos abanderado. De hecho a nadie puede sorprender que una de nuestras propuestas para los próximos comicios municipales sea este gran proyecto. Para poder explicar bien a la ciudadanía ibense qué queremos hacer y hasta dónde podemos llegar, estamos inmersos en la confección de material audiovisual que lo explique. Para ello, la pasada semana visitamos la parte de la producción y montaje de la antigua fábrica Payá. Al entrar allí el espectáculo fue grotesco. Era difícil contener la sensación de desolación. Esto fue lo que encontramos:

Desde 2003, año en que el PP entró a gobernar en el Ayuntamiento de Ibi, la fábrica ha sufrido un abandono total. Maquinaria y piezas únicas, documentos y materiales históricos, recursos no sustituibles, emblema y testimonio todo ello de nuestro germen industrial, del ADN de los ibenses, de nuestra historia,… todo abandonado a su progresivo deterioro durante los 12 años de desgobierno del PP. Las imágenes son desoladoras. El PP, además de cerrar durante años el museo y de ignorar el maravilloso proyecto museístico que Vicente García dejó sobre la mesa y en el que ahora nos basamos, también abandonó a su suerte la fábrica y todo el valioso material que contiene.

El proyecto museístico que dejó el partido socialista sobre la mesa, el cual presentaremos a la sociedad ibense como inicio de la precampaña electoral, cuenta con la total rehabilitación de todo el edificio de la Fábrica Payá. Con varias salas de exposiciones temporales, talleres de reparación de juguetes antiguos, recepción, almacén, etc. También cuenta con la recuperación de la fabricación de los juguetes emblemáticos de hojalata de la marca Payá para que el visitante pueda ver la cadena de montaje, reconvirtiendo así toda la arqueología industrial representativa de toda una época. La venta y distribución de estos juguetes, láminas y fotografías contribuirá a la financiación de proyectos dirigidos a la promoción turística de una de las fábrica de juguetes más antigua de Europa, totalmente rehabilitada .

Sara Díaz, Concejal de Hacienda y Teniente de Alcalde del PP, en la entrevista que la radio local le concedió el pasado 11 de diciembre para hablar de los presupuestos, afirmó que “la fábrica ha estado unos años descuidada”. ¿Descuidada? Brutalmente abandonada, querrá decir. ¿Y ahora pretenderán erigirse como los defensores de este patrimonio?

El pasado día 29 de octubre ya tuvimos un adelanto del trato que el PP ha dispensado a este patrimonio histórico, industrial y cultural de Ibi cuando visitamos las degradadas oficinas de la fábrica. Por si desde el PP tienen tentación de echar balones fuera, aquí podemos comparar cómo dejó el gobierno de Vicente García las oficinas de Payá en 2003 y su estado actual tras casi 12 años de Partido Popular.

En 2003:

En la actualidad:

Hay que destacar que la mayoría de los actuales integrantes del equipo de gobierno del PP llevan en el cargo los últimos cuatro años de degradación y abandono.

Como viene siendo norma, Rafael Serralta llega el último a la hora de exigir y buscar financiación para tan ambicioso proyecto y debido a nuestra insistencia y publicidad sobre este proyecto que siempre hemos defendido y abanderado. El PP se suma a nuestra iniciativa haciéndose fotos al final de la legislatura en el interior de la fábrica para publicitar que están pidiendo subvenciones para llevar a cabo algún tipo de actuación. Bienvenidos todos los esfuerzos en este sentido, pero lamentablemente y como siempre solo reaccionan a golpe de denuncia.

Susana Hidalgo

Artículo anteriorLa caída de los esbirros de Maite Parra
Artículo siguienteInformación: “Los desahucios repuntan un 11,8% en la provincia a pesar de la mejora económica”

2 COMENTARIOS

  1. Alguien le va a decir al alcalde de sonrisa aprendida para posar que el Senado no tiene competencia alguna para otorgar subvenciones. Es muy fuerte que no tenga ni idea y que con su ignorancia quiera engañar a los ibenses. Los senadores dan subvenciones? Ahora me toca sonreír a mí señor Serralta.

  2. Cuanta desidia…. siento pena y ganas de llorar tras ver el estado actual de Payá hermanos, tiempo ha habido para por lo menos poner aquello en orden y evitar el expolio al que seguro nos hemos visto sometidos todos los ibenses no se tiene que perder ni un sólo remache , ni un solo cajón , ni una sola ficha más. Nadie que sienta un poco de cariño hacia lo que representa Payá para Ibi tras ver ese desorden hubier tardado un segundo en poner los recursos minimos para poner aquello en condiciones y frenar el deterioro .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre