27 de mayo de 2016

El jueves de la semana pasada fue un mal día. No ya por el cansancio de toda la semana, ni por que se acabara “Cuéntame” (que por cierto, la trama fue bastante acertada) si no porque confirmé que, en cuanto a la educación de nuestros hijos (o futuros hijos) no somos capaces de mirar más allá de nuestros ombligos.

La FAVI, en la conmemoración de la semana del vecino, entre otras actividades organizó una charla informativa sobre un tema de actualidad y, creía yo que de interés, como es “La jornada continua en los colegios”. Y digo “creía yo” porque allí no éramos más de veinte.

La charla estaba presidida por Ramón López (FAPA Gabriel Miró), Raúl Ávalos (FAPA Enric Valor) y Asún Bañón (presidenta de la Plataforma por la libre elección).

Después de dos horas y media, en las que asistí a un tira y afloja de las FAPA’S, entre ellas y con la Plataforma por la libre elección, un debate “casi” absurdo de los allí asistentes sobre si los que están a favor de esta medida estaban manipulados por los profesores, o los que están en contra no quieren conciliar la vida familiar, si no dejar en los centros el máximo posible a sus hijos , me quedó claro que lo que nos falta es raciocinio y empatía.

Por partes:

Se nos informó que se había probado un 3ª borrador sobre la normativa en la que todos los agentes implicados, después de muchas reuniones, estaban casi de acuerdo al 100%.

Desde las FAPA`S y la Plataforma se vienen pidiendo encarecidamente, desde hace muchos años, una normativa que permita que cada centro organice su horario LECTIVO según decidan los padres. Es decir, el horario del centro será de 9:00 a 17:00h (igual que ahora) pero las clases se impartirían de diferente forma según se apoye la jornada continua o no:

CON JORNADA CONTINUA

SIN JORNADA CONTINUA

  • De 9:00 a 14:00 h. Clases
  • De 14:00 a 15:30 comedor
  • De 15:30 a 17:00 extraescolares
  • De 9 a 12:30 h Clases
  • De 12:30 a 15:30 comedor
  • De 15:30 a 17:00 clases

En este tercer borrador se incluye la posibilidad de diferentes horarios de salida en el caso de jornada continua:

  • A las 14:00h (sin comedor)
  • A las 15:30 (con comedor)
  • A las 17:00 (comedor + extraescolar ofrecida por el centro)

Allí, por parte de los ponentes se mostró disconformidad en algunos puntos:

  • Que fuesen los ayuntamientos los que tuvieran la última palabra sobre si se implanta o no en los centros de la localidad, sufragando completamente las extraescolares (ya que tendrían que ser totalmente gratuitas en horario escolar).
  • Que el mínimo de participación en la votación fuera de un 55% del censo del colegio (ellos pedían que fuera menos).

Pero a lo que iba. Desde las FAPAS (que se supone representan a las AMPAS y que no han informado puntualmente de la situación de la negociación a las mismas) no hacían más que dar su valoración personal aunque de primeras dijesen que no estaban allí para eso, si no, para informar. Y por parte de la Plataforma tres cuartos de lo mismo. Eso sí, todos defendían que no estaban ni a favor ni en contra de la jornada continua.

Pues les voy a decir una cosa. Yo, personalmente, sí estoy a favor de ella. Pero por desgracia (o suerte) no coincidí con ninguno de los que allí lo estaban.

No se puede pretender criminalizar a los que no están de tu lado y tampoco que sea de los Ayuntamientos de los que dependa la decisión ya que la Educación es una competencia de la Generalitat. Ahora bién, si todos los centros públicos de Ibi apoyan el tipo de jornada continua y el único requisito que les falta son unas extraescolares gratuitas, tengan por seguro que desde el Grupo Municipal Socialista se presentará una propuesta para que así sea, aunque haya que gastar” mucho dinero” de las arcas públicas como apuntó Ana Tello. ¿Qué puede suponer ese desembolso para un Ayuntamiento con casi 5 millones de euros de superávit? Nos debemos a los Ibenses y si ellos apoyan esa jornada, nosotros también lo haremos y facilitaremos en lo posible.

Sobre el 55% participación. Allí pedían que no hubiese un mínimo de participación ya que había mucha gente que no iría a votar porque simplemente, no le interesaba el tipo de jornada del colegio. ¿Cómo no puede importarle a un padre algo que tenga que ver con la educación de su hijo? Y sé que desgraciadamente es así, por eso yo pediría una participación mucho más alta, para implicar a los padres. ¿Y si sale a favor y después no funciona? No pasa nada, en 3 años se puede volver al sistema anterior.

Lo que no entiendo es la prisa y la presión que se está ejerciendo para que la normativa salga YA. Si no se puede este año, no pasa nada, que se haga una normativa que se ajuste a las expectativas de todos los agentes implicados y si da tiempo a que se implante en el curso 2016-17 mucho mejor, pero si no, no pasa nada, con tranquilidad y la normativa clara se puede abordar el curso siguiente.

También se habló de los problemas reales que tiene la educación. Del absentismo y el fracaso escolar, de la precariedad de algunos centros y de los muchos años que se ha tenido que estudiar en barracones. Pero aunque realmente esos sean temas muy importantes, no eran los temas a tratar. (Y menos mal que no se habló del “supuesto recorte” en la concertada!!).

Así las cosas, después de oír veinte opiniones diferentes, de escuchar que los que estaban a favor estaban manipulados, o que los que estaban en contra no quisieran pasar tiempo para sus hijos, llegué a la conclusión de que nos importa un pepino el colectivo.

Pero esta sólo es mi opinión y, como ya he dicho antes, aquí cada uno se mira su ombligo.

Nuria Pina Huertas
Concejal del Grupo Municipal Socialista de Ibi

Artículo anteriorIV Semana del Vecino
Artículo siguienteVisita al Asilo San Joaquín

Dejar respuesta

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre