El PP de Ibi presentó una moción en el pasado pleno en la que afirma que “el Hospital de Alcoy se muere”. Curiosamente, ni la dirección del Hospital, ni el Área de salud, ni siquiera los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO aprueban esta propuesta. Al contrastar la información que se da en ella, lo que descubrimos es que oftalmología no opera una vez a la semana o cada quince días, como afirman desde el PP, sino que los quirófanos, tanto de oftalmología como en general, están operando seis veces al día llegando ya prácticamente al 100%. Y esto ocurre porque hay un refuerzo de anestesistas.

Durante el periodo COVID no se han realizado colonoscopias, ya que era una prueba de alto riesgo de contagio, por lo que las listas de espera se han incrementado notablemente. Ahora ya se ha puesto en marcha un plan de choque que pondrá al día este servicio en tres meses y medio.

Respecto al área de urgencias, la solución ya está en marcha con la creación de una plaza de manera interna, más la jefatura de urgencias, que no estaba ocupada y una plaza más que se creará el año que viene.

En cuanto al equipamiento del hospital, está aprobada la compra de un segundo T.A.C. por parte del Ministerio de Sanidad con fondos europeos. A lo largo de estos próximos dos meses, irán llegado los cuatro ecógrafos de alta gama, uno para radiodiagnóstico, dos para cardiología y uno para ginecología. Está tramitada la compra de un arco intensificador de imagen y un telemando para el servicio de radiodiagnóstico. En rehabilitación se ha comprado un aparato de ondas de choque. En endoscopias se han instalado tres nuevas lavadoras para endoscopios. Se ha cambiado el mobiliario del hospital, siendo ahora todas las camas articuladas eléctricamente. Se han comprado en todas las unidades de enfermería carros de medicación con soporte informático y nodrizas de transporte.

Además, ya se está tramitando la incorporación al hospital de cuatro profesionales más y hace poco más de un mes, la Dirección General se comprometió a mantener veinticuatro plazas facultativas durante 2022, con opciones de que se mantengan indefinidamente ya que la Conselleria de Sanidad creará para el próximo año 6.000 plazas estructurales, lo que supone un incremento del 10% sobre la actual plantilla del sistema público sanitario.

Teniendo en cuenta que, todo lo que en esta moción se pide, en parte ya se ha subsanado y lo que aún no, está ya en marcha, ¿por qué el PP de Ibi ha decidido abanderarla pese a que voces del propio hospital les recomendaron no hacerlo? Como es comprensible, las listas de espera que se han producido a raíz de la COVID, provocan un gran malestar en la población. El PP de Ibi ha querido capitalizar este enfado social para sus fines políticos, usándolo para proseguir con su desleal guerra al Govern del Botánic y también como forma de atacarme a mí personalmente, tras ser recientemente nombrado presidente del Consejo del Área de Salud de Alcoy.

Este PP, siempre defensor de lo privado, que durante los veinte años que ha gobernado en la Generalitat, ha ido desmantelando la Sanidad Pública al grito de “¡despilfarro¡”, ahora quiere ponerse la piel de defensor de lo público. Lo cierto es que lo que piden ya está en marcha y solo buscan el rédito político.

Sergio Carrasco Martínez

Artículo anteriorLa Generalitat y el Ayuntamiento de Ibi firman el convenio para desarrollar el proyecto Museístico de los Reyes Magos de Ibi
Artículo siguienteDía Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Dejar respuesta

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre