Ibi tiene que devolver 230.872 € de una subvención para el área de Servicios Sociales porque el Ayuntamiento no ha realizado las acciones a las que iba destinada la ayuda. Generalitat le ha dejado todo el trabajo hecho al Ayuntamiento: ha emitido un informe informando a nuestro consistorio de cuántos técnicos necesitamos en el área de Servicios Sociales de Ibi y le ha dado el dinero para que los contrate. Este equipo de gobierno del PP ha sido incapaz de llevarlo a cabo. Hay que recordar que este área está saturada desde hace años por falta de personal. Los plazos de atención se dilatan y llegan ya a un nivel de retraso vergonzante. Los técnicos deben soportar el trabajo sobredimensionado de una plantilla que ya se ha demostrado que es insuficiente. En resumen: mal servicio, pese al esfuerzo extraordinario de los técnicos, y nefasta gestión económica.

¿Por qué el PP no ha podido cumplir y completar la plantilla? Porque no estaban preparados. Desde septiembre de 2020, el Grupo Socialista les viene pidiendo que hicieran todo lo necesario para reforzar la plantilla de Servicios Sociales y reforzar el servicio. El equipo de gobierno, como de costumbre, ignoró sistemáticamente estas solicitudes. En pocas palabras, no han movido un dedo por mejorar esta área. De hecho, llegaron a negar que hiciera falta ningún refuerzo. Ahora, cuando se ha presentado la ocasión, no tenían los deberes hechos.

Pero este problema no es puntual. Este es el último eslabón de una cadena de errores, la “tormenta perfecta” de la mala gestión del PP de Serralta. En plena pandemia, nuevamente por una cuestión de mala planificación del equipo de gobierno del PP (les volvió a pillar el toro, la vaca y el manso), cuatro trabajadoras de Servicios Sociales quedaron sin contrato. El Ayuntamiento tuvo que pagar 23.000 € en concepto de “despido improcedente” a estos trabajadores, que en la actualidad siguen en activo, y el servicio quedó mermado durante siete meses. Menos personal en una plantilla ya deficitaria, durante un periodo de gran necesidad y nuevamente los ibenses deben pagar económicamente la incapacidad de este PP con una mayoría absoluta que no usan para gestionar mejor, sino para todo lo contrario. El problema es que esta no es la primera ocasión que una subvención se pierde. Devolvemos el dinero y seguimos teniendo los deberes por hacer, todo un despropósito.

Mientras los ciudadanos sufren que la primera cita en Servicios Sociales se esté dando a un mes vista y que las valoraciones para la determinación de grado de la Ley de Dependencia lleven un retraso de un año, el PP pierde recursos porque están dormidos, a medio gas permanentemente y las consecuencias de esta desidia, de esta incapacidad, la pagan los ibenses tanto económicamente como en forma de servicios deficitarios.

Sergio Carrasco Martínez
Portavoz del Grupo Municipal Socialista de Ibi

Artículo anteriorEntrevista a Sergio Carrasco en Radio Ibi –28/07/2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre