Por José Picó, Responsable del área de accesibilidad de ADIBI
Agradecemos a todas esas personas anónimas que nos apoyan y nos hacen llegar sus  denuncias con la finalidad de obtener un IBI para todos.
Desafortunadamente seguimos comprobando que se abren comercios donde por sus problemas de accesibilidad consiguen prohibir el derecho a entrar a personas con movilidad reducida, algo que no será solucionado hasta que el Ayuntamiento de Ibi continúe concediendo las correspondientes licencias de aperturas a establecimientos de nueva creación y con ello omitir  las condiciones de accesibilidad  y supresión de barreras arquitectónicas que marca la ley.
Lejos de hacer demagogia sobre el grave problema, únicamente exigimos que se cumpla la Ley y con ello favorecer la integración y derecho al acceso indistintamente cual sea la condición física de la persona.
Desde la Asociación ADIBI pedimos al Ayuntamiento que obligue a este establecimiento a que sea adaptado según marca la Ley.

Artículo anterior
Artículo siguienteBIM nº 33 de diciembre de 1986

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre