por Susana Hidalgo

Las vacaciones de verano son un buen momento para recuperar las buenas costumbres, o para deshacernos de ellas, según se mire.

Una buena costumbre era ir en familia al Cine de verano ,donde no sólo se programaban las últimas novedades , también lucían cartelera obras maestras del cine de todos los tiempos.  Aún quedan salas alternativas que ofrecen lo mejor del cine , obras maestra de todos los géneros, pero son pocas, los que trasmiten ese legado aparte de las nuevas tecnologías son los amantes del cine que dedican esfuerzo en los Cine-Clubs y programan en salas comerciales o Centros Culturales .

Artículo anterior“El que no ahorra no halla”
Artículo siguientePara los que no estan de vacaciones un poco de humor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre