El jurado popular después de tres días considera no culpables de cohecho impropio a Camps y Ricardo Costa por cinco votos frente a cuatro.

Entiendo que hay que respetar los veredictos pero no por ello tengo que compartirlos. Creo además que este caso sólo tocaba la punta del iceberg y que hay mucho más que juzgar.

Siguiendo el juicio por los medios de comunicación y sin tener acceso a toda la documentación, me parece una injusticia que el presidente que contrató 14 millones de euros por una maqueta y un proyecto de un rascacielos jamás construido del arquitecto Calatrava, o el que aprobó la construcción de la ciudad de las Artes y las Ciencias que costó 2.000 millones de euros y que cada día que pasa nos cuesta dinero, el presidente que se gasto 490 millones de euros en la Ciudad de la Luz, que van a cerrar por no ser rentable, el que entregó 2 millones de euros a Urgandarín… sólo haya sido juzgado por una anécdota aparentemente menor, por los regalos de los cabecillas de la trama.

Camps también era el máximo responsable del Partido Popular valenciano, ese mismo que aún está pendiente de juicio por financiación ilegal.

Todo mortal puede decir después de oír las grabaciones de Camps con su amigo del alma, el Bigotes, al que quería un huevo, que ha mentido descaradamente cuando dijo que no lo conocía de nada.

La alcaldesa Maite Parra aseguraba ayer que estaba muy contenta por el veredicto del jurado, que no hay derecho al sufrimiento y la humillación de Camps: “¿quién va restituir el honor de Camps?” Y me dedicó unas palabras en sus declaraciones porque hice referencia al juicio en el pasado pleno.

Entiendo sus manifestaciones y su apoyo incondicional a Camps pero no retiro ni una sola de las palabras que dije en el pleno: “en esta comunidad se ha despilfarrado a manos llenas, se ha robado a manos llenas y hay dirigentes políticos sentados en un banquillo pasando una vergüenza horrorosa”.

Si ella como máxima representante no quiere verse sentada en ningún banquillo que empiece a pensar en facilitar los extractos de la VISA y toda la documentación que debe dar por ley y no proporciona a la oposición.

Por cierto, no sé quién va a restituir el honor de Camps pero lo que sí me pregunto es, ¿quién va a restituir el dinero que se ha tirado o se ha robado de las arcas de la Comunidad Valenciana?

Artículo anteriorPorque nunca serán todos iguales
Artículo siguienteComunicat de l’Assocoació Mares de Llet d’Ibi

3 COMENTARIOS

  1. No puedo entender como personas después de oir lo que todos hemos oido puedan tomar este tipo de decisiones. Aún así ha quedado demostrado que en esta Comunidad hay personas que se han llevado dinero a manos llenas, que nos gastamos el dinero en grandes eventos y pagando a empresas de amigos del alma y que para el PP es más importante la F1 que la educación o la sanidada.

    Por todo esto y como demócrata asumo la sentencia pero no la puedo compartir. Creo que se ha demostrado que a estos dos personajes se les han hecho regalos desde unas empresas o por parte de algunas personas que han delinquido. Por lo tanto creo que no son trigo limpio, que algo esconden, que algo han hecho mal por lo que no son dignos de represntar ni a un solo valenciano, ni a los que han votado ni a los que hamos optado por otras opciones políticas.

    En cuanto a Maite Parra le pido lo mimo que Susana, que enseñe de una vez los extractos de las VISA, que enseñe el pago del viaje en el hotel o donde sea y así dejaré de pensar que es de la misma calaña que las personas que defiende con tanta fuerza.

  2. Con este veredicto les ha salido un forúnculo al PPV, se barruntan luchas por las cuotas de poder/manipulación en el PP que había perdido el Campismo. Se han juzgado así mismo. De momento, sibilinamente, se le ha dicho a “Paco”, estoy contigo, pero estate quieto, tiempo sabático y que escampe. En cuanto a la Justicia, ¿Que podemos decir?.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre