Hay personas famosas  bien conocidas y reconocidas mundialmente, pero otras muchas anónimas totalmente para la mayoría de la humanidad que aportan mucho para que la sociedad avance en todos los sentidos.

El video que publicamos este fin de semana es el discurso de José Mújica presidente de Uruguay en la cumbre de Brasil donde se supone que se reúnen mandatarios de todo el mundo para acabar principalmente con la pobreza.

El discurso no deja indiferente absolutamente a nadie. Puede que acérrimos derechistas consideren que es un “tocapelotas” un “rojo loco” que afortunadamente está en Uruguay y no aquí en la estupenda y competitiva Europa.

Deberíamos aprender muchos de nosotros con el ejemplo de este político en mayúsculas .

Todo lo que he encontrado publicado sobre él descubre a un hombre sencillo, generoso y amable consigo mismo y con el resto de humanidad.

 

Ser presidente de un país le cambia la vida a más de uno, pero existen pocos (muy pocos) que prefieren mantener la vida de siempre, en una casa sencilla, con la ropa y los amigos de toda la vida.

Es el caso de José Mujica, quien es considerado el mandatario más humilde y pobre del mundo ya que dona el 90% de su salario para fondos de ayuda social.

Su esposa, la senadora Lucía Topolansky, también dona un porcentaje de su salario.

Mujica y Topolansky, que son pareja desde el 2005, viven en una chacra modesta a las afueras de Montevideo, en Rincón del Cerro, junto a la simpática Manuela, una perrita sin pedigree y un poco coja. Fuera de la chacra, el único patrimonio que ha declarado es un viejo Volkswagen color celeste (un ‘escarabajo’), valorizado en 1.945 dólares. 

La última muestra de la humildad de Mujica se produjo el pasado miércoles, cuando salió de casa para comprar una tapa nueva para su inodoro. Lo acompañaba, por supuesto, la infaltable Manuela. 

De pronto, un grupo de jugadores del club del barrio, Huracán del Paso de la Arena, lo vio y le pidió que los arengara antes de un partido muy importante. Mujica no dudó en aceptar y cuando llegó al local del club, le dio una charla motivacional al plantel. Además, accedió a tomarse todas las fotos que los hinchas, jugadores y cuerpo técnico le pidieron, y hasta prometió asistir al asado de festejo si el equipo lograba el ansiado ascenso a la Primera B (Segunda División).

Luego, como un hombre común y corriente, subió a su modesto auto, cargó a Manuela y volvió a casa. ¿Habrá instalado ya la tapa nueva de su inodoro? Seguro que sí.”

 

Artículo anteriorEl “Grup de Danses d´Ibi”rinde un merecido homenaje a “Carmen”
Artículo siguienteEl Museo Valenciano del Juguete cerrado y las trabajadoras a la calle

1 COMENTARIO

  1. Los socialistas teneis una oportunidad inmejorable para desmarcaros de los neoliberales(PP) y es cobrar de la politica municipal solamente lo justo para cubrir los gastos que se os ocasionen,(justificados) y el diferencial donarlo o cederlo a las instituciones que lo necesiten.

    Que pros y contras pueden traer estas medidas , los socialistas tienen que empezar a desmarcarse con medidas y ir abandonando la retorica y la teorica.

    Muy buen articulo Susana,Gandhi,Mujicas,Ferrer,Fleming etc. hay muchos vamos a valorarlos y poner a cada uno en su sitio , esto si que tienen una cabida en el Mundo , olvidemonos de Merkel,Draghi,BCE,Prima de riesgo,empieza a ser cansino, el tema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre