20 de diciembre de 2013

Ayer la sesión plenaria celebrada en la vecina localidad de Cocentaina se tiñó de naranja, al acudir todos los concejales, incluidos los del PP, con la camiseta de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia.

A pesar de la escenificación del PP apoyando a la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia vistiendo su camiseta en un pleno, el Partido Popular de Cocentaina no aplaudió el manifiesto de la Plataforma que reivindica los derechos de los dependientes y critica duramente a la Generalitat Valenciana por el boicot , los recortes y las injusticias a las que el PP Valenciano, ejerciendo su mayoría absoluta, ha sometido a los destinatarios de la Ley de Autonomía y Ayuda a la Dependencia desde su aprobación en diciembre de 2006.

No se justifica de ninguna manera los recortes en dependencia. Los concejales de todos los pueblos de la Comunidad Valenciana del Partido Popular lo tienen muy difícil para defender lo indefendible delante de sus vecinos. Es por ello que se encuentran a veces en situaciones absurdas. Por un lado salen en la foto con la camiseta unidos al grupo, pero por otro lado son incapaces de levantar la voz ante sus compañeros de Valencia, ni siquiera son capaces de aplaudir.

En Ibi hemos visto situaciones parecidas. El Partido Popular demuestra públicamente el apoyo a las personas dependientes y sus familias pero se hacen los suecos cuando les recriminan que su partido, sus compañeros en la Generalitat Valenciana, son los que toman las decisiones de recortar, boicotear y aniquilar una ley que, para más hipocresía por su parte, fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos en el congreso.

De nuevo tenemos noticias muy preocupantes sobre el Taller Ocupacional San Pascual, donde algunos de los usuarios pasarán a pagar en febrero, con la aplicación del copago, cantidades astronómicas que no les permitirán seguir con su plaza en el Taller. Usuarios que pagaban sobre 70 euros pasarán a pagar 400€ mensuales. Es de esperar que, al no poder desembolsar estas cantidades de dinero, finalmente abandonen la plaza.

Es la estrategia perfecta para desmantelar todo el sistema público. En vez de mejorar las condiciones de los trabajadores y los servicios a prestar a los dependientes, boicotean la ley, recortan hasta prácticamente dejar inutilizada la ley y exigen un copago impagable para hacer inviable el sistema.

No hay derecho, ni escuchan las reivindicaciones de los dependientes y sus familias, porque están bien atrincherados en la atalaya del Palau de la Generalitat, disfrutando de su mayoría absolutísima.

No basta con ponerse la camiseta color naranja y salir en la foto, no basta con arrimarse a las manifestaciones de puntillas. Los concejales y militantes del PP que no estén de acuerdo con esta política abusiva e insolidaria podían decir de una vez por todas ¡BASTA YA!, pero en la puerta del Palau de la Generalitat Valenciana.

Susana Hidalgo

Artículo anterior“Buenos días, Ibi”
Artículo siguienteAprobados los presupuestos para 2014

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre